Vídeo: Hallada un ancla romana en aguas de Mallorca - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil encuentra un ancla romana en aguas de Mallorca

Los restos hallados, de unos veinte siglos de antigüedad, incluían el cepo, la caña y el arganeo

MadridActualizado:

La Guardia Civil ha informado este sábado de la reciente localización de un ancla romana en el fondo marino de Baleares, bajo un lecho de posidonia.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil hizo el citado hallazgo a finales del pasado mes de julio, en aguas de la zona norte de Mallorca, mientras realizaba unas prácticas subacuáticas. En concreto, fueron localizados los restos de un ancla de la época romana, incluido su cepo de plomo, cuya cronología se sitúa entre los siglos I a. C. y I d. C.

El hallazgo tuvo lugar en una zona que era utilizada en aquella época como refugio y lugar de fondeo de las embarcaciones, según datos facilitados por el Instituto Balear de Estudios de Arqueología Marítima de las Islas Baleares.

Los restos del ancla estaban situados en las proximidades del cepo, a una profundidad de unos 25 metros, ocultos entre posidonia. El ancla era del tipo almirantazgo, de grandes dimensiones, y conservaba también la caña y el arganeo. Todo hace suponer que el ancla fue abandonada en su momento después de que hubiera enrocado la nave a la que pertenecía o tras haber sufrido quizás una rotura.

Normalmente, este tipo de hallazgos se producen a raíz de recibir informaciones de pescadores o de personas aficionadas a los deportes acuáticos. En este caso, sin embargo, fue fruto de la labor que realizan los especialistas de la Guardia Civil en su trabajo diario para la protección de la costa y de las personas.