Sid Griffin: «A veces era frustrante. Todas las democracias lo son, porque obligan a hacer concesiones»

The Long Ryders anuncian gira por España en abril presentando su caja edición especial «Final Wild Songs» (Cherry Red, 2016)

Actualizado:

Billy Bragg dijo una vez: «Sid Griffin hacía Americana antes de que existiera tal nombre para la música». Reconocido por su incansable labor de investigación en el terreno del bluegrass y el country rock mediante sesudos libros sobre Bob Dylan como Million Dollar Bash o Gram Parsons, así como centenares de artículos, textos y estudios como periodista musical, el músico de Kentucky no solo ha capitaneado el grupo The Long Ryders, con quienes realizó cuatro discos en los ochenta (con éxito absoluto en España, llegaron a actuar en Barcelona para un público de 100.000 personas), sino que cuenta con una dilatada carrera posterior en el seno del grupo Coal Porters, así como de discos en solitario, el último «The Trick is to Breathe» (Prima, 2014).

La banda The Long Ryders, junto a R.E.M adalides de los que se dio en llamar “nuevo rock americano”, estarán de gira por nuestro país (con fechas anunciadas en Madrid, Zaragoza, Bilbao, Valencia y El Puerto de Santa María) presentando la caja en cuatro CDs «Final Wild Songs» (Cherry Red, 2016) que recoge casi al completo sus cuatro elepés para Frontier y Island así como grabaciones en directo. Sin embargo, lo más valioso de esta edición especial son las nueve canciones inéditas que no llegaron a publicar en 1987 (acababan de terminar la gira americana como teloneros de U2, cuando Tom Stevens y Stephen McCarthy deciden dejar el grupo) y que suenan como la culminación de su carrera. Una pena que canciones como «He Can Hear His Brother Calling» no salieran en su momento para Island, pero ahora por fin han sido recuperadas.

Colección de «The long Ryders#
Colección de «The long Ryders#

A partir del 26 de abril, que abren fuego en la sala El Sol de Madrid, The Long Ryders vuelven a cabalgar por nuestro país. Como adelanto, Sid Griffin en persona se presta gentilmente a contestar a nuestras preguntas:

-Las maquetas que recogéis en «Final Wild Songs» suponen una grata sorpresa para los seguidores de The Long Ryders. Canciones como «Flat Jacket» o «Basic Black», puro rock & roll.

Chris Blackwell era el presidente de Island Records. Después de escuchar las maquetas me dijo que «Flak Jacket» era una de las peores canciones que había escuchado en su vida. «Basic Black» es una canción que me gusta mucho. Es una pena que no grabásemos otro álbum porque me hubiese encantado que estuviera en un disco de los Long Ryders en condiciones, con una producción decente y todo eso. Pero no pudo ser. Aunque ahora están en la caja de Final Wild Songs, así que no me puedo quejar.

-¿Dónde y cuándo se grabaron estas maquetas? Suenan como un producto en gran parte ya terminado. ¿Pensasteis entonces en un título para el siguiente disco después de «Two Fisted Tales»?

No recuerdo el estudio, pero algunas maquetas se grabaron en Penguin Studio en Pasadena, California, y las produjo Bill Inglot. Creo que fue en 1987. Nunca llegamos más lejos con el LP, así que nunca tuvo título. De no haber necesitado canciones nuevas para la caja, no creo que nadie en Europa las hubiese escuchado.

-No es una cuestión importante, pero… ¿Qué pasó con Island?

Island es ahora parte de Universal Music. Todos los sellos pequeños terminaron comprados por los grandes. Es así de sencillo.

-Las canciones de Tom Stevens t Stephen McCarthy suenan realmente bien, una mezcla del sonido Byrds, Flamin´ Groovies, nueva ola y rock & roll. ¿La banda estaba contenta con el nuevo material?

¿Si la banda pensaba que esas maquetas eran grandes canciones? Pensábamos que eran buenas canciones. No creo que a nadie se le ocurriera que iban a hacer olvidar a los Beatles o a llegar a ese nivel de grandeza. Aunque debo admitir que «He Can Hear His Brother Calling» era fantástica, absolutamente fantástica, y no me molestó que Stephen no la metiese en el disco anterior porque imaginé que estaría en el siguiente. Pero no hubo otro disco de los Long Ryders: nos separamos.

-Una característica de The Long Ryders fue el hecho de funcionar como una auténtica «banda» donde todos los miembros componían diferentes canciones. Como en The Beatles. Una relación democracia, ¿es así?

Sí, sí, era una sociedad democrática. No éramos Tom Petty and the Heartbreakers, con Tom Petty de jefe absoluto, o Bruce Springsteen y la E Street Band, que es la banda de Springsteen. Era un proyecto conjunto. A veces era frustrante, pero todas las democracias lo son porque obligan a hacer concesiones. Ningún Long Ryder se salía siempre con la suya, votábamos todo. La idea con más votos era la que ganaba.

-Los buenos aficionados conocen tus trabajos sobre el legado de Gram Parsons y Gene Clark. Tu grupo The Long Ryders a veces ha grabado y tocado canciones de otros artistas, como NRBQ, Leadbelly, Willy Dixon… ¿Llegásteis a tocar alguna vez las canciones de Gene o Gram?

No, los Long Ryders nunca grabaron canciones de Gene Clark o Gram Parsons. Tampoco tocamos nunca ninguna en directo.

-¿Qué miembros de The Long Ryders se subirán a los escenarios españoles en la próxima gira presentación de «Final Wild Songs»? ¿Tocaréis alguna de las maquetas ahora recuperadas?

No creo que toquemos ninguna de las canciones de esas maquetas porque el público no las conoce. Es mejor tocar canciones que la gente haya escuchado en los discos. Es posible que en unos años la gente conozca las maquetas y entonces podríamos tocarlas, pero no ahora. Nadie las reconocería. En cuanto a quiénes venimos, los Long Ryders que salen de gira somos los cuatro que hicimos los tres discos: yo, Stephen McCarthy a la guitarra, Greg Sowders en la batería y Tom Stevens al bajo. Esta es la banda que estará de gira en 2016 y los únicos Long Ryders que existen.