El fallecido Tom Petty durante un concierto
El fallecido Tom Petty durante un concierto - Reuters

Grandes artistas demandan a Universal por el incendio que destruyó 500.000 grabaciones originales

Herederos de Tupac y el roquero Tom Petty, así como el cantante de country Steave Earle, entre otros, reclaman a la productora un mínimo de 100 millones de dólares

Actualizado:

Los herederos del rapero Tupac y el roquero Tom Petty o el propio Steve Earle –cantante de música country– y bandas como Soundgarden y Hole interpusieron este viernes una demanda contra Universal Music Group por el incendio de 2008 en sus estudios que, según una reciente investigación, destruyó cerca de 500.000 copias originales.

Los demandantes, representados por tres bufetes de abogados, reclaman a la productora un mínimo de 100 millones de dólares (88 millones de euros). La demanda, presentada ante un tribunal federal en Los Ángeles, argumenta que Universal Music Group debe pagar a los afectados la mitad de un acuerdo confidencial que alcanzó con su afiliada Universal Studios valorado en 150 millones de dólares y también la mitad de lo recibido de compañías aseguradoras, una cantidad también valorada en 150 millones de dólares.

La versión oficial que prevaleció durante más de una década sobre el incendio del 1 de junio de 2008 en los estudios de Universal en Los Ángeles fue que solo se perdió un antiguo archivo con copias de vídeos.

Sin embargo, según una investigación de The New York Times dada a conocer la semana pasada se perdieron alrededor de 500.000 «másters» -copias originales- de canciones que se remontan a la década de los cuarenta del siglo pasado.

Según un informe confidencial al que tuvo acceso el rotativo, las obras consumidas por la deflagración incluyen originales de Billie Holiday, Duke Ellington, Ella Fitzgerald, así como las primeras grabaciones de Aretha Franklin. La pérdida también abarca música más reciente, ya que en la nómina de artistas cuyos másters se perdieron aparecen Ray Charles, Joan Baez, Sonny y Cher, Elton John, Eric Clapton, Aerosmith, Janet Jackson, Snoop Dogg, Nirvana o 50 Cents, entre otros.

Pérdida del legado musical

Esta herencia musical contenía las grabaciones en multipista, en las que el sonido de cada instrumento permanece aislado unos de otros, así como temas nunca comercializados.

En aquel momento, Universal no habría desvelado la magnitud del desastre ya que el archivo de vídeo fue el foco principal de la cobertura mediática, y así la compañía intentó ocultar la gravedad del asunto y evitar la «vergüenza pública» que ello suponía para la empresa, según The New York Times.

En un documento interno de 2009, no obstante, definía lo ocurrido como la pérdida de «un gran legado musical». Ocultando lo ocurrido, Universal Music también buscaba evitar posibles demandas por parte de artistas o dueños de los derechos de las grabaciones destruidas en el incendio.

La compañía, por su parte, defendió en un comunicado que la investigación del The New York Times tenía «numerosas inexactitudes, declaraciones engañosas, contradicciones y malentendidos fundamentales sobre el alcance del incidente y los activos afectados».