El ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante su intervención el Foro ABC
El ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante su intervención el Foro ABC - Jaime García

El Gobierno anuncia un principio de acuerdo para excavar conjuntamente el galeón San José

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado hoy durante su intervención en el Foro ABC que España colaborará con Colombia para recuperar los restos del pecio

Actualizado:

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado hoy durante su intervención en el Foro ABC que el Gobierno ya tiene un principio de acuerdo con Colombia para excavar el galeón San José, hundido en las costas colombianas en 1708 durante un combate contra una escuadra inglesa. Al parecer ese acuerdo se comenzó a hablar durante la última Cumbre Iberoamericana celebrada en Guatemala, aunque aún no se ha sustanciado completamente.

Fuentes cercanas al ministro han explicado que dicho principio de acuerdo sería un compromiso de buenas intenciones que pactaron la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, encargada por el presidente Iván Duque para los asuntos del galeón, y Josep Borrell durante una reunión privada que mantuvieron en el entorno de la citada Cumbre.

Cuestionado por el galeón San José, Borrell ha destacado que «se ha conseguido un principio de acuerdo por el cual no se va a efectuar el proyecto con concesión a empresas privadas. Nosotros proponemos un consorcio entre Colombia y España para que nuestros científicos lo hagan conjuntamente», ha aseverado el ministro.

El proyecto de la discordia

Precisamente, el proyecto del expresidente Juan Manuel Santos pasaba por contratar empresas de cazatesoros con las que se repartía la carga del galeón. Para poder hacerlo se cambió la ley de Patrimonio (1675/2013) con el fin de permitir enajenar de su naturaleza patrimonial a las cargas industriales y preciosas que mostrasen piezas repetidas: monedas y lingotes, fundamentalmente, aunque también todo objeto manufacturado con valor de mercado. La polémica por el proyecto pactado con empresas británicas (Maritime Archaeology Consultants Switzerland, por sus siglas MACS), impidió que Santos cumpliera los plazos previstos y el contrato no pudo firmarse antes de su salidad del poder, el pasado agosto.

La venta de la carga del galeón era el verdadero objetivo de ese proyecto, firmado con MACS mediante una Asociación Público Privada (APP). Fuentes conocedoras del caso desde el hallazgo en 2015 afirman que si este principio de acuerdo madura, el Gobierno de Colombia debería cancelar la APP.

El actual presidente de Colombia, Iván Duque, siempre más proclive a un modelo de cooperación y cumplimiento de la legalidad internacional, congeló los planes de Santos hasta el próximo 10 de febrero mietnras estudiaba el caso y abría un hilo de diálogo con el nuevo Gobierno español.

Según ha avanzado, España «aportará su tecnología submarina» –que ha demostrado ser de primer nivel en muchos descubrimientos, como el de las dos culebrinas extraídas del pecio de la fragata Mercedes– en esta materia de la arqueología subacuática. «Repartiremos amigablemente las consecuencias históricas y culturales del hallazgo y hablaremos del futuro de lo que nos encontremos», ha rematado.

Borrell se mostró consciente de que es un precedente importante para todos los barcos de origen hispánico en aguas de América y de todo el mundo, con contestación a las últimas informaciones publicadas por ABC que daban cuenta de las pocas iniciativas tomadas hasta el momento.

«Los dos Gobiernos, mano a mano, daremos una solución satisfactoris y proporcionaremos muestras de respeto a los muertos», casi 600 marinos que murieron en el naufragio del galeón. «Así que salvaguardaremos algo que vale mucho más que los tesoros», añadió el ministro Borrell.