La Fundación Pro RAE quiere intensificar la fraternidad con las otras academias de España

Ayer se celebró en la Real Academia Española una reunión, presidida por el Rey, en el transcurso de la cual se renovó el Patronato de la Fundación Pro Real Academia Española, ya que algunos mandatos vencían. Cesaron nueve patronos que fueron sustituidos por otros tantos. García de la Concha, director de la RAE, destacó el apoyo de Don Juan Carlos a la institución.

MADRID. ABC
Actualizado:

El Rey presidió ayer la reunión del Patronato de la Fundación Pro Real Academia Española, durante la cual se produjo su renovación con el cese de anteriores miembros cuyo mandato vencía y la incorporación de quienes les sustituían. Posteriormente se reunió en un almuerzo en la sede de la RAE con los patronos que cesaban y los que se incorporaban.

Han cesado en el cargo los presidentes de las Comunidades Autónomas de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; de Baleares, Francesc Antich, y de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; los presidentes de los Bancos Santander Central Hispano, José María Amusátegui; de Bilbao Vizcaya Argentaria, Emilio Ybarra; del Banco Pastor, Carmela Arias y Díaz de Rábago; presidente de Metrópolis, José Celma Prieto; de la Fundación Cervantina de México, Eulalio Ferrer, y el académico Eduardo García de Enterría. Se han incorporado los presidentes de los Gobiernos vasco, Juan José Ibarretxe; de Valencia, Eduardo Zaplana, y de Canarias, Román Rodríguez; los presidentes de Obrascón-Huarte-Laín (OHLSA), Juan Manuel Villar Mir; del Grupo Correo Prensa Española, Santiago de Ybarra y Churruca; del Grupo Leche Pascual, Tomás Pascual; de Iberdrola, Iñigo de Oriol Ybarra; de Prosegur, Helena Revoredo, y el académico de la Española, Gregorio Salvador.

Durante el acto, el Gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, como presidente de la Fundación Pro Real Academia Española, recordó que para 2002 en la última sesión del patronato se aprobó un presupuesto de ingresos de 2.200.000 euros y unos gastos de 1.740.000 euros, siendo la partida más importante de 1.650.000 euros que se entregarán a la Academia para que, junto con las academias hermanas, pueda seguir realizando las actividades que están mereciendo general reconocimiento.

Víctor García de la Concha, director de la RAE, habló del Rey como del más decidido impulsor y mejor valedor de las actividades académicas. Destacó que la actividad de la institución es cada día más panhispánica y cada una de las distintas academias ha asumido como propio el Diccionario de la Lengua Española. Aseguró que es testigo de la preocupación y apremio de Don Juan Carlos para que la Academia intensifique la relación fraterna y la colaboración con las academias e institutos de otras lenguas de España: la Euskaltzaindia, la Real Academia Galega; el Institut d´Estudis Catalans y la joven Academia Valenciana.