El Festival de Málaga juega con el mal fario en la clausura de su edición número trece

'Rabia' y 'Bon appétit' se meriendan el palmarés del festival que ha premiado a Unax Ugalde y Marisa Paredes por sus interpretaciones

JOSÉ LUIS PICÓN/EFE
MÁLAGAActualizado:

Las supersticiones y el mal fario han sido los protagonistas esta noche de la clausura del Festival de Cine Español de Málaga en su edición número trece, en la que se ha alzado con la Biznaga de Oro al mejor largometraje Rabia, dirigido por el ecuatoriano Sebastián Cordero.

Ha sido una gala celebrada en el Teatro Cervantes en la que no han faltado fallos de sonido, de luz y de vídeo, desmayos, focos desplomados sobre el escenario y peleas a puñetazos entre los presentadores, eso sí, todo por exigencias del guión, y supuestamente nada relacionado con que éste fuera el Festival "doce más uno". El primero en aparecer sobre el escenario ha sido el actor Fernando Tejero, que no ha estado acompañado como otros años por Anabel Alonso por los compromisos de ésta en el teatro, aunque ha estado presente con un vídeo en el que ha justificado su ausencia y ha cedido el testigo como co-presentadora de la gala a Blanca Portillo.

Los encargados de entregar los premios han sido María Adánez, Neus Asensi, Manuela Velasco, Paula Echevarría, Olivia Molina, Jorge Roelas, Dafne Fernández, Toni Acosta, Mónica Cruz, Chus Gutiérrez, Miguel Ángel Muñoz, Verónica Echegui, Antonio de la Torre, Pilar Castro, Irene Visedo, Ernesto Alterio, Santiago Ramos, Elena Anaya o Quim Gutiérrez, entre otros. Por su parte, el premio a la mejor dirección lo ha entregado el presidente de la Academia del Cine, Álex de la Iglesia, que ha calificado al de Málaga como "el mejor festival de cine español del país" y ha asegurado que "todos los años crece y es mejor", y la Biznaga de Oro ha sido entregada por la presidenta del jurado del certamen, la actriz Ángela Molina.

Sebastián Cordero ha dado las gracias a los productores, entre ellos Guillermo del Toro, y a Sergio Bizzio, que escribió la novela de la que surgió Rabia, y ha dedicado el premio a su familia y a su país, Ecuador. Otra de las triunfadoras del Festival ha sido Bon appétit, con el premio especial del jurado, al mejor guión y al mejor actor (Unax Ugalde), por lo que su director, David Pinillos, ha expresado su gratitud a todos los que "han tenido fe en el proyecto". Unax Ugalde ha apuntado que "este oficio loco es un montón de departamentos defendiendo lo suyo y, de pronto, todo confluye y es cine".

Tres días felices en Málaga

El premio del público ha recaído en Héroes, de Pau Freixas, quien ha asegurado que le "encanta" este galardón y le hace "una ilusión loca", porque en este Festival de Málaga ha vivido "los tres días más felices" de su vida profesional. Freixas lo ha dedicado a su familia, a su pareja "y a un amigo de la infancia que ya no está y que es el verdadero protagonista de la película".

Por su parte, Laura Mañá, premio de la crítica con La vida empieza hoy, ha expresado su confianza en que, con su película, "público y crítica estén de acuerdo", y que el camino iniciado ahora "continúe cuando se estrene" el largometraje. La gala ha concluido con la tradicional 'foto de familia' de los ganadores y a continuación se ha proyectado Habitación en Roma, en lo que ha supuesto el estreno mundial de la nueva película de Julio Medem, protagonizada por Elena Anaya y Natasha Yarovenko.