El nombre del prolífico escritor sonaba desde hace días como firme candidato a alzarse con el tan codiciado premio. /Efe
El nombre del prolífico escritor sonaba desde hace días como firme candidato a alzarse con el tan codiciado premio. /Efe

Fernando Savater gana el Premio Planeta con la obra de intriga 'La hermandad de la buena suerte'

REDACCIÓN |
MADRIDActualizado:

El filósofo y escritor Fernando Savater ha sido el ganador del Premio Planeta, dotado con 601.000 euros, con la novela La hermandad de la buena suerte mientras que Ángela Vallvey, ha quedado finalista con Muerte entre poetas según ha podido saber este periódico. El fallo del jurado se ha dado a conocer esta noche durante una cena literaria en Barcelona, como es tradición, que ha estado presidida por la Infanta Cristina.

El nombre del prolífico escritor y eterno candidato al premio sonaba desde hace días como firme candidato a alzarse con tan codiciado premio. La hermandad de la buena suerte, que presentó, bajo el pseudónimo de ‘Patricio’ y el lema La curva del Pardo, es una "novela de aventuras con un aliño metafísico, ambientada en el mundo de las carreras de caballos", tal y como la ha descrito el propio autor.

Savater desarrolla la trama a partir de la historia de una gran carrera que se avecina y de un jinete desaparecido, que se supone montaba el caballo ganador. El filósofo donostiarra ha señalado que su pretensión es "mantener el interés del lector, tanto por lo que los personajes piensan como por lo que ocurre" y al tiempo ha intentado que cada capítulo tenga una entidad propia. No ha incluido referencias de sus ensayos porque "mis lectores ya están resignados a aguantar mis sermones de filosofía, política y nacionalismo". Sin embargo, ha admitido que el lector quizá descubrirá un pequeño homenaje a sus admirados Cioran, Borges o Pío Baroja.

Savater, que ya fue finalista de este mismo premio en 1993 con su novela epistolar El jardín de las dudas, sobre uno de sus autores preferidos, Voltaire, ha dedicado la obra a José Manuel Lara padre, fundador de Planeta, "porque siempre creyó en mí como novelista", dado que el desaparecido editor le animaba a escribir este género y no "paparruchas" de filosofía.

Lírica y asesinato en Toledo, el éxito de Vallvey

Al igual que el del filósofo, el nombre de Ángela Vallvey, licenciada en Historía Contemporanea, aunque cursó estudios de Filosofía y Antropología, sonaba como máxima favorita para finalista del Planeta. Bajo el seudónimo de Barfleur, la autora se presentó al premio con La inocencia de los bárbaros.

Ambientada en Toledo, la historia narra el devenir de un poeta que acude a la ciudad para participar en una reunión poética y "las cosas se complican con un asesinato", relata la autora. Allí conocerá a grandes figuras de la lírica española contemporánea. Todo un "homenaje que yo me doy gracias a Agatha Christie", ha declara do satisfecha Vallvey.

Esta colaboradora de Mujer de hoy, revista del grupo Vocento, comenzó su carrera literaria como novelista para el público juvenil, pero su poesía pronto vió la luz, e incluso obtuvo el Jaén de Poesía con el El tamaño del universo. El éxito como novelista le llegó con A la caza del último hombre salvaje, editada en más de doce idiomas; y que pronto será adaptada al cine por el guionista Rafael Azcona. En 2002, resultó ganadora del Premio Nadal con la novela Los estados carenciales y un años después publica No lo llames amor.

Las novelas de Savater y Vallvey han sido seleccionadas de entre las diez novelas finalistas de un total de 258, todo un récord en la historia del galardón. Difícil tarea de selección para un jurado formado por Alberto Blecua, Alfredo Bryce Echenique, Pere Gimferrer, Alvaro Pombo, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Carlos Pujol, como secretario con voto.