ABC

Estas son las claves que hay que conocer para sobrevivir en la cárcel

Carl Cattermole, considerado un héroe para los presos británicos, ha publicado una versión actualizada de su libro sobre cómo mejorar tu vida cuando estás encarcelado

Actualizado:

Carl Cattermole es un joven expresidiario que está a favor de la reforma del sistema penitenciario. Durante el año que estuvo en la cárcel, en cinco diferentes del Reino Unido, compartió celda con pandilleros, drogadictos, psicópatas y delincuentes sexuales. Y al término quisó sacar «todo lo que había visto en algo positivo», según le ha dicho a «The Guardian». Así, ha escrito «Cárcel: guía de supervivencia», en donde da los trucos para mejorar la experiencia de la privación de libertad de mejor manera.

Según explica, la prisión no fue el «baño de sangre» que Hollywood le había prometido ni tampoco cumplió la función rehabilitadora que debiera ser el sistema penitenciario según establece la Justicia. Cattermole, según este medio británico, descubrió que era un sistema al que le faltan fondos pero que a la vez es muy costoso, que priorizaba el castigo sobre la reforma, en donde hay mala comida, pésima burocracia y un sistema de incentivos que enfrenta a los presos.

«Cada persona que entra en la cárcel es un novato completo. Solo quiero que la gente esté al día», le dice a «The Guardian» en su actual hogar fruto de su trabajo como carpintero. Este libro es una actualización de otro que publicó en 2011 fotocopiándolo ilegalmente para hacer mil copias y que indignó a muchos estamentos de la sociedad porque daba trucos para pegarse «la gran vida», como ellos recriminaban, en la cárcel. Esta nueva versión se puede encontrar en Amazon, con contribuciones de prisioneras LGBTI y mujeres, así como familiares en el exterior.

Aquí van algunos de los trucos que recomienda Cattermole, que son, evidentemente, referidos a los penales británicos. Así los recopiló «The Mirror» en 2011:

1. Abastecerse de tabaco y atún. «Como no hay dinero tras las rejas, la prisión se mueve básicamente en una economía de tabaco y atún». Por ejemplo: «Un corte de pelo te costará dos latas de atún».

2. Elige tu propio compañero de celda incluso si el personal ya te ha asignado uno. «Haz que el otro hombre se mueva (un cigarrillo probablemente lo convencerá). Los canales correctos no te llevan a ningún lado».

3. La heroína es mejor que el cannabis para engañar a las pruebas obligatorias de drogas porque el cannabis tarda 30 días en abandonar el sistema, pero la heroína solo 24 horas.

4. Haz tu propia bebida. Cattermole incluye una receta para elaborar alcohol en una celda con pan integral, azúcar y jugo de frutas. «Lleva hasta una semana, pero si eres un verdadero profesional, puedes hacerlo durante un fin de semana».

5. No trates de vivir solo en raciones de comida de la prisión. «Sé simpático con alguien en la cocina: te traerán cebollas frescas, pollo, hierbas, pimienta y especias». Y «para hacer pan tostado, «envuelve una rebanada de pan en papel y pégalo en las tuberías calientes durante cinco minutos».

6. No robes, no te chives y no te metas en peleas. «Las prisiones son más seguras que la calle principal de una ciudad de provincias un viernes», dice Cattermole, pero siempre que tengas una actitud equilibrada sin aparentar ser el más peligroso ni el más miedoso.

7. Las cartas son un salvavidas. «Te permiten tiempo para pensar, por lo que es lo más cerca que puedes estar de una interacción auténtica».

Tras la publicación de la primera versión de este libro, un diputado conservador pidió su prohibición porque era «irresponsable y se burla de nuestro sistema judicial y demuestra que el Gobierno debe reformar nuestras cárceles y convertirlas en lugares difíciles y desagradables».