Zoé Valdés, ayer en Madrid. EFE

Los escritores cubanos del exilio piden solidaridad en una campaña contra la censura en la Isla

ABC
Actualizado:

MADRID. Los escritores cubanos Zoé Valdés, María Elena Cruz Varela y Ángel Cuadra presentaron ayer en la sede de la FNAC en Madrid la campaña «Censurados», que se desarrollará hasta el 18 de mayo, con la colaboración de Reporteros sin Fronteras y Amnistía Internacional. Los autores denunciaron la falta de libertad que vive actualmente la Isla y pidieron «solidaridad con el pueblo cubano, que ha de perder el miedo a Fidel Castro».

En el mismo acto, se presentó la «Colección Prohibida» de la FNAC, editada junto a Reporteros sin Fronteras -los beneficios serán destinados a esta organización-, que reúne obras literarias, cinematográficas (un DVD recoge películas de Néstor Almendros, entre otros) y musicales (un CD con temas de Paquito D´Rivera y otros músicos cubanos del exilio), censuradas en su país de origen y que incluye el libro «Censurados en Cuba. Antología de la poesía cubana censurada».

Realizado y anotado por Zoé Valdés, incluye una selección de los más importantes poetas prohibidos en la Isla: Ernesto Díaz Rodríguez, María Elena Cruz Varela, Ángel Cuadra, Belkis Cuza Malé, Heberto Padilla y Raúl Rivero, condenado recientemente a 20 años de cárcel por el Gobierno cubano. Enrique Vázquez, representante de Reporteros sin Fronteras y colaborador del Grupo Correo, manifestó que el Gobierno cubano es uno de los mayores despedazadores de la libertad de prensa en todo el mundo. El Grupo Correo -recordó Enrique Vázquez- ha apadrinado desde hace años al escritor Bernardo Arévalo Padrón, que se encuentra en prisión en Cuba.

Zoé Valdés denunció que no sólo hay falta de libertad de expresión en Cuba, sino también en Argentina y en Irán. Denunció la censura a la que se ve sometido su país y pidió que Fidel Castro sea sometido al Tribunal Penal Internacional. Por su parte, Ángel Cuadra, que luchó contra el régimen del anterior presidente de Cuba, Fulgencio Batista, y después estuvo encarcelado durante quince años con Fidel Castro, denunció la falta de libertad existente en la Isla con un gobierno no democrático que se ha entregado en manos del marxismo-leninismo. Calificó la situación en Cuba como «una ofensa al mundo actual, que el propio mundo debe enjuiciar».

María Elena Cruz Varela recordó que es muy duro ser un poeta marginado y aseguró que el exilio al que se ven sometidos diferentes escritores y políticos cubanos es otra forma de condena del régimen de Fidel Castro. Hizo un llamamiento a los ciudadanos a «ser combativos pacífica, devota y literariamente».