Imagel del barco vikingo detectado por el georadar
Imagel del barco vikingo detectado por el georadar - NIKU

Encuentran un barco vikingo enterrado en un cementerio noruego

El georadar también ha detectado los restos de siete túmulos funerarios y de cinco casas comunales en lo que parece una necrópolis diseñada «para mostrar poder e influencia», de acuerdo con los arqueólogos

Actualizado:

Un equipo de arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU) han detectado, gracias un georradar de alta resolución, un barco vikingo enterrado debajo de un cementerio del condado de Østfold.

Al parecer, esta nave es parte de una necrópolis en la que también se han detectado ocho túmulos (colinas funerarias formadas con piedras y tierra apiladas), así como los restos de cinco casas comunales cercanas donde habrían vivido los vikingos. «Está claramente diseñado para mostrar poder e influencia», ha afirmado Lars Gustavsen, arqueólogo de NIKU a la revista Live Science.

Estos descubrimientos se han encontrado cerca de otro famoso enterramiento en Viksletta, el Montículo funerario de Jelle, que data de hace alrededor de 1.500 años y que, de acuerdo con la historia del lugar, fue construido por un rey llamado Jelle.

Las visualizaciones revelan una estructura grande y bien definida, de 20 metros de largo, que está enterrado a unos cincuenta centímetros de profundidad, de acuerdo con un comunicado emitido por el Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural. Los datos indican que la parte inferior del barco aún se conserva.

«Este hallazgo es fascinante, ya que solo conocemos tres barcos vikingos bien conservados en Noruega que fueron descubiertoa hace mucho tiempo. Esta nueva nave va a tener una gran relevancia histórica, ya que puede ser estudiada con la nuevas tecnologías en arqueología», ha aseverado Knut Paasche, al frente del Departamento de Arqueología Digital de NIKU.

El equipo está planteando realizar investigaciones adicionales no invasivas para mapear digitalmente el hallazgo, aunque no descartan que sea necesario realizar una excavación a largo plazo.