El director de cine Roman Polanski. / Afp
El director de cine Roman Polanski. / Afp

EEUU pide oficialmente a Suiza la extradición de Polanski

El director de cine debe responder de los cargos de abuso sexual contra una niña de trece años en 1977

AGENCIAS |
BERNAActualizado:

Estados Unidos ha solicitado formalmente a Suiza la extradición del cineasta Roman Polanski, detenido en este país desde el pasado 26 de septiembre por un proceso penal que tiene pendiente desde 1977 ante la Justicia estadounidense. La Oficina Federal de Justicia (OFJ) de Suiza ha confirmado hoy que anoche recibió la solicitud de extradición a través de la Embajada de Estados Unidos en Berna.

La petición se basa en una orden de detención dictada el 1 de febrero de 1978 por un tribunal de California debido a que Polanski no se presentó ante el juez a pesar de haberse comprometido a ello. En ese procedimiento judicial, el cineasta franco-polaco se había declarado culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una menor, razón por la cual está perseguido por las autoridades de EEUU, ha explicado la OFJ.

El objetivo de la extradición es que el tribunal competente pueda pronunciar su pena por ese delito, ha precisado. La OFJ transmitirá ahora la demanda de extradición al cantón de Zúrich, donde Polanski se encuentra detenido y que se encargará de notificárselo. El cineasta contará con un plazo para presentar sus alegaciones a la reclamación de la Justicia estadounidense.

"Sobre la base de la demanda de extradición y de las observaciones de Roman Polanski, la OFJ decidirá si conviene aprobar la demanda de extradición a Estados Unidos", ha señalado la instancia judicial. Como últimas posibles etapas de este procedimiento -si se acordara la extradición- están las eventuales apelaciones que la defensa podría presentar al Tribunal Federal Penal suizo y, en última instancia, al Tribunal Federal.

¿Entrega voluntaria?

El abogado de Polanski, Georges Kiejman, ha señalado que su cliente podría decidir ir voluntariamente a EEUU para explicarse ante la Justicia con el fin de evitar permanecer detenido durante un proceso de extradición que podría durar meses. "Si este proceso se eterniza, no es completamente imposible que Roman Polanski decida ir a explicarse a Estados Unidos (...), donde los argumentos en su favor no son inexistentes", ha sostenido el abogado. Los cargos contra el director de cine fueron retirados por su víctima, quien además declaró hace diez años que le había perdonado.

Esta semana, el Tribunal Federal Penal de Suiza negó al cineasta la libertad condicional por considerar que existía un riesgo elevado de fuga, tanto por los "medios" económicos de que dispone Polanski, como por sus "motivaciones". El letrado detalló que entre esas motivaciones podría encontrarse el deseo de reunirse con su familia, así como el impacto que tendría para su carrera la interrupción prolongada de su trabajo.

Polanski fue detenido en el aeropuerto de Zúrich, donde debía asistir a un festival de cine que tenía programado rendirle un homenaje por su destacada carrera.