El editor Mario Muchnick expone las fotografías de su Argentina natal

VANESSA JOB VALLEMADRID. Mario Muchnick es un hombre que bien podría encabezar una rebelión en contra de la fotografía digital que nos inunda en la actualidad. Para él, la foto no es un arte, es una

VANESSA JOB VALLE. MADRID
Actualizado:

Mario Muchnick es un hombre que bien podría encabezar una rebelión en contra de la fotografía digital que nos inunda en la actualidad. Para él, la foto no es un arte, es una artesanía y a la fotografía digital la ve como alejada de ese proceso que implica la técnica clásica. Es un enamorado de capturar los instantes en negativos y plasmarlos en el esplendor que dan las impresiones en blanco y negro: y así lo muestra en la exposición «Volverte a ver: Argentina 1971», donde el editor argentino ofrece una selección de 175 imágenes de las más de 2.000 que hizo en un viaje de redescubrimiento de su tierra natal, de la que salió cuando tenía 12 años.

La exposición abrirá sus puertas desde mañana hasta el 25 de mayo en la Casa América. Las imágenes hablan por sí mismas de los contrastes contenidos en los 2.776.889 kilómetros cuadrados de Argentina: sus cafés, su vida cotidiana en Buenos Aires y las provincias de La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy.

Revelado en el baño de su casa

«Con las fotografías quiero que los asistentes vean la belleza no sólo del paisaje, sino de la gente con la que uno se puede cruzar en Argentina», dice a ABC durante una entrevista en la que no se separa de su cámara, como tampoco lo hizo durante las cuatro semanas que duró el viaje a su tierra.

La travesía la hizo junto a su esposa, Nicole, y un par de amigos, Cuca y César, armado con dos Leicas M3, tres objetivos (de 35, 50 y 90 mm) y abundantes carretes de Kodak Tri-X. «Yo mismo revelé los carretes en un baño de mi casa parisina convertido en cámara oscura. Para esta exposición y su catálogo digitalicé esos viejos negativos. Los positivos expuestos en la Casa de América y recogidos en este catálogo están impresos en mi Epson Photo R2400 en papel fotográfico Premium Semibrillo, de la misma Epson».

Las fotografías de Mario Muchnick se tomaron en medio de una Argentina que era gobernada por los militares y era presidente de facto el general Lanusse. Las carreteras estaban controladas por los militares. Sobre este contexto, el fotógrafo y editor opina que «desde hace muchos años la barbarie gobierna Argentina y ha habido pocos años de democracia».