Doña Elena, durante la lectura de su discurso

Los Duques de Lugo presidieron la entrega de los premios «Mariano de Cavia», «Luca de Tena» y «Mingote»

La Infanta subrayó en su discurso que el prestigio de estos premios «no ha cesado de crecer desde su creación y son ejemplo y testimonio de un compromiso permanente en la cultura, la lengua y el pensamiento»

ABC/
Actualizado:

MADRID. Los Duques de Lugo presidieron la cena, celebrada en la Casa de ABC, en honor de los premios «Mariano de Cavia», «Luca de Tena» y «Mingote», que este año han correspondido a Gregorio Salvador, Alejandro Junco de la Vega y Ángel Díaz Sánchez, respectivamente. Junto con la Infanta Doña Elena y don Jaime de Marichalar estuvieron presentes el presidente del Senado, Francisco Javier Rojo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el presidente de honor de Vocento, Guillermo Luca de Tena; el presidente de Vocento, Santiago de Ybarra y Churruca; el consejero delegado y vicepresidente de Vocento, José María Bergareche; la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena; el consejero delegado de ABC, Santiago Alonso Paniagua; el director de ABC, José Antonio Zarzalejos; y el académico y presidente del jurado, Antonio Mingote, así como los tres galardonados.

Asistieron también los siguientes invitados: Luis Abril, Mayte Alcaraz, Fernando Almansa, vizconde del Castillo de Almansa; César Alonso de los Ríos, Gonzalo Anes, Plácido Arango, Angel Arnedo, Asunción Ansorena, Alberto Aza, Eduardo Bautista, Javier Benjumea, marqués de Puebla de Cazalla; Santiago Bergareche, Juan Manuel Bonet, Jane Briggs-Bunting, Antonio Burgos, Leopoldo Calvo-Sotelo, Ignacio Camacho, Héctor Casado, María Casaseca de Prada, Marina Castaño, Manuel Chávez, Juan Manuel de Prada, Enrique de Ybarra e Ybarra, Emilio de Ybarra y Churruca, Diego del Alcázar, Pilar del Castillo, Jorge del Corral, Felipe del Cuvillo, Raúl del Pozo, Ricardo Díez-Hochleitner, Rosa Laura Elizondo de Junco, Juan Entrecanales, Gonzalo Espino, Mónica Fernández-Aceytuno, Nemesio Fernández-Cuesta Illana, Nemesio Fernández-Cuesta Luca de Tena, Alejandro Gándara, Jesús García Calero, Víctor García de la Concha, Juan Ignacio García Garzón, José García Velasco, Valentín García Yebra, Antonio Garrigues Walker, Juan María Gastaca, Francisco González, Javier González, Ramón González de Amezúa, Álex Grijelmo, Bruce Grossman, Juan Carlos Guerra-Zunzunegui, Rodrigo Gutiérrez, Jordi Gutiérrez, Santiago Herrero, María Dolores López Carrillo, Soledad Luca de Tena, Fran Llorente, Carlos Maribona, Manuel Martín Ferrand, Rodolfo Martín Villa, Juan Carlos Martínez, Alfonso Martínez de Irujo, duque de Aliaga; Liliana Melo de Sada, Antonio Mingote, Laura Múgica, Manuel Olivencia, Marcelino Oreja Aguirre, Paloma O´Shea, Luis Ignacio Parada, Antonio Pascual, Benigno Pendás, Florentino Pérez, Ramón Pérez-Maura, Fernando Pérez Nicolás, Manuel Pizarro, Nativel Preciado, Valentí Puig, Natividad Pulido, Francisco Rodríguez Adrados, Carlos Rodríguez Braun, Fernando R. Lafuente, Manuel Rodríguez Rivero, Curro Romero, Ana Rosa de Salvador, Elsa Ruiz de Grossman, Alejandra Sada, Federico Sada González, Antonio Salvador Rosa, Máximo San Juan, Eduardo San Martín, Ignacio Sánchez Cámara, Eduardo Sánchez-Junco, José Miguel Santiago Castelo, Ignacio Sanz, Fernando Satrústegui, Eduardo Serra, Carmen Tello, Isabel Tocino, Jorge Trías Sagnier, Edurne Uriarte, Mar Utrera de Ruiz-Gallardón, Darío Valcárcel, Angela Vallvey, José Manuel Vargas, Juan Velarde, José Antonio Vera, Isabel Vigiola de Mingote, Germán Yanke, Álvaro Ybarra y Pacheco, Álvaro Ybarra y Zubiría, Amy Yemter de Chávez y José Manuel Zulueta.

En su discurso, Doña Elena destacó «la talla del Jurado y la calidad de la obra y personalidad de los galardonados», que hacen de estos premios «un referente de primer orden en la vida cultural de España. Unos premios cuyo prestigio no ha cesado de crecer desde su creación y que son ejemplo y testimonio de un compromiso permanente con la cultura, la lengua y el pensamiento (...) El acto que hoy celebramos constituye un importante estímulo para cuantos promueven la libertad y la cultura a través del ejercicio del periodismo».

Independencia, rigor y calidad

La Infanta recordó el espíritu liberal de ABC y Blanco y Negro, que «se han mantenido fieles a un proyecto nacido para servir a sus lectores y para defender los valores y principios sobre los que debe sustentarse la convivencia en paz y libertad. Para ello no existe otro camino que el trazado por la independencia, el rigor y la calidad». También subrayó la «dimensión americana de esta Casa, siempre volcada en promover los profundos lazos y valores que compartimos con todos los pueblos hispanoamericanos», en los que concurren, dijo, «los máximos niveles de excelencia en tres campos fundamentales del Periodismo: el artículo de opinión, la creación de empresas periodísticas y la fotografía».

Doña Elena esbozó la figura de cada uno de los premiados. A Gregorio Salvador, premio «Mariano de Cavia», lo calificó como «maestro del idioma y forjador de una obra tan importante como dilatada y perdurable. La palabra es obra del espíritu y pocos, como el profesor Salvador, han sabido entregarse a ella con tanto acierto como talento». De Alejandro Junco de la Vega, premio «Luca de Tena» y presidente del grupo mexicano Reforma, quiso resaltar su fecunda trayectoria profesional, así como el hecho de ser «un hombre innovador y comprometido con el esfuerzo permanente por alcanzar nuevas metas, que ha sabido convertir con probada inteligencia y experiencia al diario «Reforma» en periódico de referencia de su país, combinando con éxito profesionalidad, tradición, renovación y tecnología». Finalmente, de la fotografía premiada de Ángel Díaz Sánchez -«un gran profesional curtido en múltiples tareas informativas, vinculado a la Agencia Efe, que ha sabido proyectar el objetivo de su cámara con gran esmero e inteligencia sobre infinidad de acontecimientos a lo largo y ancho de nuestro planeta, con una maestría digna de la mayor alabanza»-, señaló Doña Elena que «condensa todo el valor que puede encerrar una imagen captada con enorme sensibilidad, belleza y profesionalidad». Concluyó sus palabras afirmando que estos premios «realzan el valor incalculable de la libertad y la cultura para el progreso de los pueblos, el mutuo entendimiento y la más auténtica convivencia en democracia».

Honrar la excelencia periodística

Por su parte, la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, comenzó su discurso afirmando que «un año más un miembro de la Familia Real ha querido presidir esta cena que en el mundo periodístico y cultural se conoce como «la cena de los Cavia». Viene celebrándose desde 1920, por lo que constituye, sin duda, la más antigua y prestigiosa fiesta literaria de España. Es el exponente de unos galardones que han honrado siempre la excelencia periodística por encima de todo lo demás».

«ABC, en su más de un siglo de existencia, ha hecho gala de su independencia en ese servicio a los ciudadanos que es una Prensa libre, del mismo modo que se honra con el hecho de que a su cabecera se la identifique con la defensa de la Institución monárquica -añadió Catalina Luca de Tena-. A esa defensa mi familia entregó todos sus afanes, y hoy todos podemos sentirnos orgullosos de que, al amparo de la Monarquía, España goce de un régimen de libertades».

Dirgiéndose a la Infanta Doña Elena, le dijo la presidenta-editora de ABC: «Al agradeceros, Señora, vuestra presencia aquí esta noche, junto a vuestro marido, el Duque de Lugo, os ruego hagáis llegar a vuestro padre, el Rey, nuestros más profundos sentimientos de lealtad y cariño en la seguridad de que hoy, como ayer, ABC sigue siendo fiel a sus principios fundacionales».

A continuación, se refirió a los premios «Mariano de Cavia», «Luca de Tena» y «Mingote», que «continúan su singladura. Son la historia misma del Periodismo en lengua española del último siglo. Repasando su nómina veréis premios Nobel, dramaturgos, filósofos, poetas, ensayistas... Lo más granado de nuestras letras: de Ramón Pérez de Ayala a Rafael Sánchez Ferlosio; de Pemán o Foxá a Octavio Paz y Rafael Alberti... Nombres que forman ya parte de la literatura universal junto a periodistas insignes que han hecho entre todos la gran historia de la Prensa de la última centuria».

Un trabajo minucioso

Para Catalina Luca de Tena, «esta cena honra no sólo a los premiados, sino también a los miembros del Jurado que han hecho posible, con su trabajo minucioso, la selección entre tanta cantidad de originales presentados. De ahí nuestro agradecimiento más sincero a los miembros del Jurado: el genial dibujante y académico, mi querido Antonio Mingote, que lo presidió. De él formaron parte el último premio Cavia, Antonio Muñoz Molina, Marcelino Oreja Aguirre, Fernando Almansa y Santiago Castelo. Ellos, tras largas deliberaciones, concedieron el premio Mariano de Cavia al artículo titulado «De leer, escribir y algo más», del que es autor el académico y lingüista Gregorio Salvador y que fue publicado en la Tercera de ABC el 19 de agosto de 2003». Del artículo premiado, dice Catalina Luca de Tena que es «un artículo bellísimo, lleno de fuerza y de denuncia, sobre la importancia de que los niños aprendan a leer y a escribir a partir de los cuatro años...».

En cuanto al premio Luca de Tena, a una trayectoria profesional, que ha recaído en Alejandro Junco de la Vega, presidente del Grupo Reforma de México, subraya que «encarna y proyecta la actitud -toda la historia de la vida de un hombre está en su actitud- de una larga estirpe de grandes periodistas y empresarios de la comunicación». Por último, el Jurado concedió el premio Mingote a una fotografía de Ángel Díaz Sánchez, de la agencia Efe, «por una imagen, cuajada de ternura y de dolor, de Su Majestad la Reina en el funeral por los militares españoles muertos en Turquía. A todos, nuestra felicitación más sincera y afectuosa».

Concluyó sus palabras la presidenta-editora de ABC así: «Como veis, Señora, queridos amigos, ABC sigue su marcha, firme y segura, potenciándose cada día, combinando tradición y modernidad, premiando la excelencia periodística allá donde se encuentre, defendiendo la libertad y siendo la referencia obligada de la Prensa española desde hace más de un siglo. Con el único afán de seguir sirviendo a los altos intereses de España y de ofrecer a sus lectores un periódico vivo cada día».