Los Duques de Lugo abren la primera Feria del Libro del milenio y la primera sin listas

MADRID. Antonio Astorga
Actualizado:

«Yo también les traeré un libro». Esta frase, pronunciada por Su Alteza Real la Infanta Doña Elena, resume el espíritu de solidaridad que preside esta sexagésima Feria del Libro de Madrid, cuya cinta cortaron ayer en una soleadísima mañana en el Retiro los Duques de Lugo. La Unesco quiere tender desde Madrid una puerta y un puente hacia la cultura en Centroamérica y Colombia con el libro como estado de ánimo, ese «gran totem de nuestra civilización», en palabras de Juan Manuel de Prada.

BIBLIOLANCHAS Y BIBLIOBONGOS

Para ello, la Organización especial de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura ha ideado una maravillosa iniciativa absolutamente «apolítica» y plenamente cultural. Se trata de educar leyendo a miles de niños de la otra orilla del idioma tras cubrir la Puerta de Alcalá con los primeros 50.000 volúmenes que sean donados. El proyecto, que está patrocinado por ABC, trasladará a Colombia, Panamá, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras y República Dominicana más de 250.000 libros. El destino serán bibliotecas escolares, bibliobuses, bibliolanchas y bibliobongos, o sea, las canoas y chalupas que transitan por los ríos de aquellos lares. Con un absoluto respeto a la industria editorial de los países hermanos y respaldando allá a los autores locales, la Unesco quiere acercar libros infantiles, juveniles y literatura en general (poesía, novela, teatro...) a los jóvenes lectores iberoamericanos. Quieren proyectar allí programas de alfabetización y de fomento de la lectura.

EL LIBRO DE TU VIDA

La Unesco desea que todos los amantes de los libros que se acerquen y visiten a la Feria del Libro de Madrid donen el libro que ha marcado sus vidas a partir del 1 de junio, día en que comienza la recogida. La respuesta de los lectores no se ha hecho esperar. Ya se han recibido numerosos ejemplares en los dos espacios que han sido habilitados: en la propia Feria y en la plaza de la Independencia, frente a la Puerta de Alcalá. Se buscan lecturas que entusiasmen a los niños de Iberoamérica, que les eduquen, que les motiven, que les hagan pensar y reflexionar, comenta José Sevilla, director de acción cultural de este proyecto de la Unesco. Leer educando.

ANDAMIOS EN LA PUERTA DE ALCALÁ

Los operarios se afanaban ayer en colocar los andamios con los que se cubrirá la Puerta de Alcalá de libros a partir del próximo viernes y que crecerán día a día como gigantescas torres de Babel. Se asegura desde la organización del proyecto que se dispone de todos los permisos del Ayuntamiento y de los técnicos, que el entorno arquitectónico no sufrirá rasguño alguno y que ésta es la tercera intervención en el emblemático edificio. La idea creativa es de la artista mitad gallega mitad uruguaya Luz Darriba, que ya cubrió con un millón de libros la muralla de Lugo, que acabó siendo declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De la ingeniería se ocupa Surgo.

«LA PLAZA DEL BRAILLE»

Doña Elena y Jaime de Marichalar se interesaron vivamente por este proyecto de solidaridad durante el recorrido de cerca de dos horas por el corazón de la Feria. Acompañados por el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, y por el director y presidente de la Feria, Antonio Albarrán, y Fernando Valverde, entre las numerosas personas que les acompañaban, los Duques de Lugo visitaron numerosas editoriales y carpas, como la Fundación Madritel, que presenta su proyecto educ@ble —un sistema interactivo que se aplicará a medio centenar de colegios madrileños y de teleformación para alumnos y profesores— y concluyeron en la «Plaza del Braille», espacio de la Organización Nacional de Ciegos, donde recibieron explicaciones sobre el método «braile» y vieron sus nombres escritos en «braille». El director de la Feria, Antonio Albarrán, declaraba al término de la visita que Doña Elena y Jaime de Marichalar habían valorado «la sencillez de la Feria, más ordenada y colorida», que nunca. «Estamos contentos, con ganas de atinar, corrigiendo fallos de otros años», añadió el nuevo rector, que quiere superar registros de ventas y visitantes.