José María Moncasi de Alvear, junto al retrato de su antepasado
José María Moncasi de Alvear, junto al retrato de su antepasado - ABC

Un descendiente de Diego de Alvear felicita al Gobierno por la campaña en el pecio la Mercedes

Pone en valor los más altos estándares científicos frente a visiones comerciales como las de Colombia con el San José

EFE
MADRIDActualizado:

José María Moncasi de Alvear, descendiente de Diego de Alvear y Ponce de León, brigadier de la Armada y segundo comandante de la flota en la que iba la fragata Nuestra Señora de las Mercedes cuando fue hundida por los ingleses, ha felicitado al Gobierno por las excavaciones en el pecio en un comunicado que representa el sentir de la familia Alvear.

Fechado en Zaragoza, conde reside, el texto ha valorado que los técnicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Instituto Español de Oceanografía, la Armada y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática hayan logrado con un robot submarino acceder al pecio, a 1.130 metros de profundidad, la mayor alcanzada en una campaña por un país europeo.

Diego de Alvear presenció en agosto de 1804, al sur del cabo de Santa María, cuando iba a bordo de otro barco de la flota española atacada por la Armada inglesa, cómo explotaba por un cañonazo de un buque de esa flota la fragata Mercedes y cómo morían su mujer y 7 de sus 8 hijos al tiempo que se perdía gran parte de su fortuna personal.

Moncasi de Alvear ha destacado «la capacidad y pericia demostrada por España para afrontar con el mayor rigor científico posible los desafíos del trabajo arqueológico a gran profundidad».

A su vez, ha resaltado «la transparencia, la cooperación científica entre las administraciones públicas al más alto nivel, los más altos estándares científicos y tecnológicos aplicados en esta excavación, amén de una responsabilidad y ética pública llevada a cabo por los equipos científicos que han colaborado y trabajado juntos para lograr este objetivo.»

«La arqueología subacuática es una disciplina científica y los pecios y su contenido son patrimonio y no tesoros. Así deben tratarse siempre y en todos los países», ha dicho.

Ha indicado que como firmante de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático de la Unesco, España ha demostrado su «genuino interés» en ofrecer apoyo técnico a países como México y Colombia para ayudar a investigar galeones españoles hundidos en aguas latinoamericanas.

Por ello, ha censurado que el Gobierno colombiano, que no ha ratificado esa convención, tras anunciar en diciembre de 2015 el hallazgo de un «fabuloso tesoro» en el galeón español San José, haya centrado su descubrimiento en el valor comercial de su carga, por lo que no ha «cerrado la puerta definitivamente a las empresas cazatesoros».