El delegado de la Junta en Soria acusa a las Academias de que «se dejan manipular»

TULIO DEMICHELI / MARÍA JESÚS BORJABADMADRID / SORIA. El director general de Bellas Artes, José Jiménez, manifestaba ayer a ABC que «estamos muy interesados y le damos una máxima consideración a este

TULIO DEMICHELI / MARÍA JESÚS BORJABAD. MADRID / SORIA.
Actualizado:

El director general de Bellas Artes, José Jiménez, manifestaba ayer a ABC que «estamos muy interesados y le damos una máxima consideración a este tema. Tuvimos noticias hace meses que nos movieron a pedir información al Ayuntamiento de Soria y a la Junta de Castilla y León, sin que obtuviéramos respuesta. Al ver lo publicado en ABC estos días, hemos vuelto a pedirla. La relación que mantenemos lo mismo con la Junta que con el Consistorio soriano es muy fluida, y yo creo que tomarán medidas, porque, en efecto, los diferentes proyectos que están en marcha [el polígono industrial Soria II, el de Garrejo, la Ciudad del Medio Ambiente de Garray, el cementerio privado del Monte de las Ánimas] podrían tener no sólo efectos medioambientales, sino también en el patrimonio paisajístico y arqueológico».

Aunque la Administración central no tiene competencias directas, lo cierto es que el Estado sí puede intervenir, pues «por ley son necesarios algunos requisitos, entre otros, un informe de prospección arqueológica y un plan de sostenimiento ambiental. Es verdad que a veces los requisitos exigidos para este tipo de expedientes no se controlan suficientemente, por ejemplo, por parte de los municipios».

El Ministerio proyecta una gran intervención en Numancia, un proyecto museístico para crear un centro de interpretación. «Muy pronto va a salir a licitación el acondicionamiento del yacimiento. Estamos pensando en dar los pasos necesarios para que la Unesco convierta Numancia en Patrimonio de la Humanidad, lo cual exige cumplir varios procesos. En primer lugar, hay que poner en valor el sitio y luego pasar todos los filtros».

Carlos de la Casa se explaya

El optimismo del director general no se ve compensado, sin embargo, por la reacción de la Junta de Castilla y León. Ayer ABC intentó recabar la opinión de María Jesús Ruiz Ruiz, su vicepresidenta y consejera de Medio Ambiente (se ha modificado el PGOU de Soria para dar vía libre al proyecto del polígono Soria 2 sin un informe de sostenibilidad medioambiental), quien además es soriana, pero estaba «reunida y mañana [por hoy] va a estar fuera de Valladolid».

Quien sí hizo declaraciones en la capital soriana fue su delegado territorial, Carlos de la Casa, quien afirmó que «este tema está siendo utilizado» y «de una forma incorrecta». Mostró su sorpresa porque instituciones como las Reales Academias de la Historia y Bellas Artes, la UNED y la Asociación Hispania Nostra «se dejen manipular». Recordó que el polígono, solicitado por el Ayuntamiento -que gestionará la pública Gesturcal- contará con la aportación de más de 30 millones de euros de la Junta de Castilla y León «para que Soria y los sorianos de la capital tengamos terreno público para poder ceder a un precio razonable a los empresarios, de forma que puedan invertir».

El delegado castellano-leonés -quien, al parecer, es arqueólogo- subrayó que es «falso» que el polígono Soria 2 afecte a Numancia, a su entorno, ni tampoco a los Arcos de San Juan de Duero. Y acusó: «Quien diga eso, miente con la ley vigente»; para arremeter después contra la familia Marichalar: «Yo he entendido perfectamente que los propietarios de un terreno quieran siempre obtener el mayor beneficio económico», pero «tiene que llegar un momento en el que hay que decir: ¡basta!» Y añadió que se ha hecho público que los propietarios, junto a otros seis socios, han barajado la idea de construir un polígono privado, por lo que De la Casa se preguntó si, en este caso, «¿No hay ningún problema sentimental o de patrimonio?»