Por fin, cuatro años después...

Actualizado:

Si el 19 de noviembre de 1921, «Parsifal» servía para abrir con éxito —con la asistencia de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia— una de las últimas temporadas del Teatro Real, muchos años después este mismo título fue considerado con gran intensidad para reinaugurar, en octubre de 1997, el coliseo madrileño después de años de obras y tiras y aflojas de índole más política que artística.

Sería Stéphane Lissner, entonces director artístico del coliseo madrileño, el que defendería este título como el más adecuado para abrir un teatro que renacía con vocación de codearse pronto con sus colegas internacionales. El elenco encargado de levantar el telón estaba encabezado, entonces, por Plácido Domingo, dirigido desde el foso por el mismísimo Lorin Maazel al frente de su orquesta bávara. Ahora, cuatro años después, será también Domingo el que interprete la partitura wagneriana pero en esta ocasión bajo la batuta de su actual director artístico, García Navarro que, paradógicamente, relevó a Lissner y fue víctima de las descalificaciones del director francés tras su salida tempestuosa del Teatro Real.