La crisis de MGM obliga a retrasar indefinidamente el rodaje de la nueva película de James Bond

El estreno de la cinta, dirigida por Sam Mendes y con Rachel Weisz como 'partenaire' femenina de Daniel Craig, estaba previsto para el verano de 2011

EUROPA PRESS
LOS ÁNGELESActualizado:

La franquicia cinematográfica más veterana de la historia del séptimo arte está en serio peligro. La crisis y el hasta ahora fracaso en la venta de la Metro-Goldwyn-Mayer han pospuesto de forma indefinida el rodaje la nueva película de James Bond.

Han sido los productores de la saga, Michael G Wilson y Barbara Broccoli, de EON Productions (una de las compañías que controla el merchandising de la franquicia en el mundo entero), quienes han anunciado que la que iba a ser la nueva cinta del agente 007 está suspendida 'sine die'. "Debido a la continua incertidumbre que rodea al futuro de la MGM y el fracaso en las negociaciones de su venta hasta el momento, hemos suspendido el desarrollo de Bond 23 por tiempo indefinido", han apuntado en un comunicado. "No sabemos cuando se reanudará, y por supuesto tampoco tenemos una fecha posible para el estreno de Bond 23", añaden.

Los otros proyectos de Daniel Craig

El proyecto podría quedarse así en el cajón hasta que alguien haga una buena oferta para comprar la MGM o hasta que otra productora se haga con los derechos de la saga que lleva en los cines desde 1962. La fecha de estreno de la vigésimo tercera entrega cinematográfica de las aventuras del personajes creado por Ian Fleming estaba fijada para finales del próximo verano y además de Craig iba a contar con Sam Mendes en la dirección y Rachel Weisz como villana.

De momento, y mientras se aclara el futuro del agente 007, Daniel Craig no pierde el tiempo y ya tiene en su agenda varios proyectos como Cowboys and Aliens, la cinta de acción y ciencia ficción que protagoniza junto a Harrison Ford y Olivia Wilde.