A compás
ABC Rafael Álvarez «El Brujo»

A compás

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN

Con qué estilo tan rico, brillante y austero al tiempo, lleno de omisiones, medias palabras, sobreentendidos y desplantes, traza Fernando Quiñones el retrato a la contra del fallecido cantaor Miguel Pantalón por boca de un compadre. Un homenaje a la grandeza recóndita e irrepetible de un flamenco gaditano imaginado por el escritor y dibujado en el aire de los recuerdos por Rafael Álvarez «El Brujo», que encarna a ese testigo de las epifanías jondas del finado en tono y ritmo, a compás, con una solvencia, una gracia, una majestad en el oficio que se eleva sobre sus últimas comparecencias. Rafael es un caso aparte en la interpretación española, un superdotado para el monólogo y la plástica verbal, para la suculenta digresión espontánea y el relámpago anecdótico personal, aunque con cierta frecuencia pasee por el filo de la navaja del manierismo autocomplaciente. En esta ocasión, está sembrado, fresco, dominador, próximo, justo y medido (o sea, felizmente desmedido en su genio). Todo un recital, un placer para el espectador.

El actor, que también dirige este espectáculo producido por el Centro Andaluz de Teatro, ha adaptado una narración de Quiñones con pellizco y duende. Es un texto estupendo, un tesoro de la capacidad de observación y la precisión descriptiva del escritor andaluz, que alimenta un espectáculo fluido, desarrollado en espiral y cuyos aparentes meandros y reiteraciones van dejando el poso de la figura evocada, un cantaor de destellos únicos, desprendido, voluble y cuyo arte solo pudo ser apreciado en deslumbrantes dosis infinitesimales por quienes tuvieron la fortuna de estar junto a ese Curro Romero del cante en los raros y precisos momentos en que el ángel de la gracia posó los dedos en su garganta. La escenografía, que reproduce el interior de una taberna, la matizada iluminación de Camacho, la música de Alejano y la percusión de Sena se confabulan con El Brujo en una función redonda.

El testigo

(((

Autor: Fernando Quiñones. Adaptación, dirección e interpretación: Rafael Álvarez «El Brujo».

Escenografía: Equipo Imagen Escénica PEB.

Vestuario: Georgina E. Mustellier. Iluminación: Miguel Ángel Camacho. Composición musical: Javier Alejano. Percusión: Daniel Sánchez «Sena».

Teatro Alcázar. Madrid