La comedia villanesca, a debate en las Jornadas de Teatro Clásico de Almagro

CIUDAD REAL. Carmen del Campo
Actualizado:

Un año más, estudiosos, técnicos y profesionales del mundo escénico acudirán en julio a Almagro con motivo de las XXIV Jornadas de Teatro Clásico que, por décimo año consecutivo y bajo los auspicios de la Universidad de Castilla-La Mancha, se celebran a la vez que el festival almagreño y que este año se centran en «La comedia villanesca y su escenificación». Entre las intervenciones que anunció ayer el director de las jornadas, Felipe Pedraza, figura la de José Luis Alonso de Santos, que ofrecerá la versión de «Peribáñez y el comendador de Ocaña» que prepara para la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC).

Pedraza destacó la labor realizada por la Universidad durante este decenio. Se ha perseguido sobre todo —dijo— el rigor académico más que la espectacularidad. El profesor de la Universidad castellano-manchega reconoció que se ha establecido un marco de cordialidad entre la gente del teatro y la Universidad, habiendo logrado sentar en torno a nuestros clásicos a destacadas personalidades de la escena española, como Adolfo Marsillach, Rafael Pérez Sierra, Emilio Gutiérrez Caba o Manuel Canseco, entre otros, así como relevantes nombres del hispanismo internacional. El director de las jornadas apuntó también que la comedia villanesca es un conjunto de elementos poéticos y musicales, todo un espectáculo que fue el género popular del teatro clásico español.

Por su parte, el director del festival, Luciano García Lorenzo, que presentará este jueves en Madrid la programación del certamen —se sabe que la CNTC ofrecerá el montaje de «El alcalde de Zalamea» dirigido por Sergi Belbel—, recordó que el Festival de Almagro se fraguó en la celebración de unas jornadas sobre teatro clásico, con lo que ambas iniciativas se arropan y complementan.