Ciudadanos saca los colores al Gobierno por su pasividad ante el «mitin» de Puigdemont en Berlín

Preguntas en el Congreso para denunciar la pasividad del Ministerio de Exteriores ante un acto anunciado que ha permitido al expresidente fugado internacionalizar el independentismo

Actualizado:

El grupo de Ciudadanos en el Congreso acaba de presentar una batería de preguntas al Gobierno por la pasividad mostrada frente a los intentos de Carles Puigdemont de utilizar el Festival de Cine de Berlín para internacionalizar el proceso independentista. Las diputadas Marta Rivera de la Cruz y Melisa Rodríguez Hernández denuncian «la dejación de funciones del Gobierno al no tomar las medidas necesarias para que el expresidente de la Generalitat de Cataluña y fugitivo de la justicia española, Carles Puigdemont, entregue un premio en el festival ‘Cinema for Peace’ de Berlín».

Sin que mediara acción gubernamental ninguna, Carles Puigdemont acudió ayer al festival de cine «Cinema for Peace» para apoyar la candidatura de un documental de Netflix titulado «Dos Cataluñas», que «aspira a explicar el proceso secesionista catalán a audiencias extranjeras. El expresidente Puigdemont apareció así en público -relatan las diputadas de Ciudadanos- un día antes de que empiece el juicio oral a algunos de sus excompañeros del Gobierno de la Generalitat de Cataluña por los actos cometidos contra el orden constitucional».

Manchar la imagen de España

Puigdemont «declaró que aprovechaba su presencia en el festival para "dar voz" a los presos y así poder "denunciar esta situación"», según la denuncia de Ciudadanos. Para el grupo parlamentario «esta presencia se debe al intento de internacionalizar el proceso independentista en el exterior, manchando así la imagen y la reputación de España y de sus instituciones en el exterior».

El propio expresidente huido de la justicia fue «quien entregó el premio concedido al documental ‘Dos Cataluñas’ a uno de los directores del documental, Álvaro Longoria». En el curso de la entrega de premios, además, lanzó un discurso que Ciudadanos denuncia sin ambages.

Dicen que el expresidente «aprovechó para relatar su versión de los hechos cometidos contra el orden constitucional español». Entre las frases que han provocado la reacción del grupo Ciudadanos figuran: «Mañana empieza en Madrid un juicio contra miembros del Gobierno de Cataluña, líderes sociales y el expresidente del parlamento catalán por organizar un referéndum de independencia en nuestro país». Y también: «Otros siete miembros del parlamento y del Gobierno están viviendo en el exilio, en tres países europeos diferentes». Además, abundó en la polémica preguntando a la audiencia si puede ser «que un acto de rebelión tenga urnas».

Pasividad del Gobierno

No se detuvo ahí, ante la pasividad aparente del Gobierno y del Ministerio de Exteriores español o de la Embajada en Berlín que denuncian las diputadas de Ciudadanos. Convirtiendo su alocución en mitin, aseveró que «es momento de empezar un diálogo para tratar nuestras demandas para convertirnos en un país independiente. Queremos hablarlo pacíficamente con todos aquellos que creen que el diálogo es la mejor herramienta para prevenir conflictos».

El expresidente Puigdemont dijo todo eso antes de hacer entrega del premio. Mientras tanto, Anna Maria Kaufmann acompañó al expresidente en el escenario, «interpretando 'Don't cry for me Catalonia', una versión del tema de Andrew Lloyd Webber 'No llores por mí Argentina'», denuncian Marta Rivera de la Cruz y Melisa Rodríguez Hernández.

Después de ese acto, «se celebró una cena en la que el líder independentista compartió mesa con el disidente chino Ai Weiwei, la ministra alemana de agricultura, Julia Kloeckner; el Nobel de la Paz Lech Walesa y la actriz Catherine Deneuve. Esta entrega de premios es uno de los muchos actos paralelos que se celebran alrededor de la Berlinale, uno de los grandes festivales de cine europeos». En ninguno de esos foros se conoce presencia diplomática española o medidas para contrarrestar la propaganda independentista.

Batería de preguntas

Por eso, las diputadas han registrado esta batería de preguntas:

1. ¿Tenía conocimiento el Gobierno de que el expresidente de la Generalitat de Cataluña y fugitivo de la justicia española, Carles Puigdemont, iba a participar con un papel tan relevante en el festival ‘Cinema for Peace’?

2. En caso afirmativo, ¿cuándo tuvieron conocimiento de ello? ¿Se pusieron en contacto con los responsables del festival? ¿Intentaron en algún momento evitar que el expresidente tuviera un papel activo en la entrega del premio?

3. En caso negativo, ¿cómo es posible que el gobierno de España no esté controlando las acciones destinadas a difundir propaganda difamatoria, cuando además esas acciones son ejercidas por un prófugo de la justicia?

4. ¿Ha pedido el ministro de Asuntos Exteriores explicaciones a su homólogo alemán por la cena que la Ministra Kloeckner compartió con el expresidente Puigdemont?

5. ¿Fue algún miembro de la Embajada de España en Berlín o del Gobierno de España invitado a esa cena?

6. ¿Ha puesto en circulación el Gobierno de España algún tipo de briefing informativo explicando las mentiras que el expresidente Puigdemont se dedicó a extender aprovechando el altavoz otorgado por el festival ‘Cinema for Peace’?

7. Teniendo en cuenta que UNICEF y UNIFEM, agencias de las Naciones Unidas, son socios del festival ‘Cinema for Peace’, ¿ha pedido explicaciones el Gobierno de España a las Naciones Unidas por la invitación a un fugitivo de la justicia española para que entregara un premio en dicha ceremonia?