Comienza en China la construcción de una réplica a tamaño real del «Titanic»

La reproducción del mítico trasatlántico, que se hundió en 1912, costará 136 millones de euros y estará en un parque turístico

Corresponsal en China Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Solo en un país como China, donde abundan las obras fastuosas y las copias, podía hacerse algo así. Con un presupuesto de mil millones de yuanes (136 millones de euros), en la provincia meridional de Sichuan ya se instalará una réplica a escala real del «Titanic», cuyo naufragio en su viaje inaugural entre Inglaterra y Estados Unidos costó unas 1.500 vidas en 1912.

Al menos, este nuevo barco no se hundirá porque estará varado en un parque turístico a 1.200 kilómetros del mar, a orillas del río Qijiang en el condado de Daying. Para recordar la catástrofe del «Titanic», la más famosa en la historia de la navegación, el grupo empresarial chino Qixing no se va ahorrar ningún detalle en la reproducción del mítico trasatlántico.

Bajo la supervisión de Curtis Schnell, veterano director artístico en numerosas películas de Hollywood y series de televisión, el «Titanic» chino medirá 269 metros de eslora y recreará el salón de baile original, sus lujosas estancias y algunos camarotes de primera clase. Además de contar con una piscina y saunas, dispondrá de un cine donde se proyectará, cómo no, la oscarizada película de James Cameron protagonizada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, según informa la agencia Reuters.

«Tras su hundimiento, nadie vio los planos completos del "Titanic", algunos de los cuales acabaron en manos de coleccionistas mientras otros siguen perdidos. Nos hemos pasado años recuperando los planos en muchas partes del mundo y hemos conseguido reunir la mayoría de ellos», explicó al periódico oficial “China Daily” el consejero delegado de Qixing, Su Shaojun.

Con la ayuda financiera de las autoridades locales de Daying, que se ubica a 130 kilómetros de Chengdu, la capital de Sichuan, este proyecto pretende fomentar el turismo en la zona. Además del «Titanic», que estará terminado a finales de este año, este parque temático incluirá una playa artificial, un balneario, un cine en 6D y réplicas de una iglesia veneciana y un castillo europeo. En el astillero fluvial de Wuchang, en la provincia de Wuhan, un millar de trabajadores ya tienen casi terminado el descomunal casco del nuevo «Titanic», tal y como muestran unas recientes fotos aéreas distribuidas por Getty.

Sin embargo, ya se han oído las primeras voces críticas contra esta iniciativa por pretender hacer negocio con la tragedia del «Titanic». Intentado calmar los ánimos, el director artístico Curtis Schnell aseguró a Reuters que la recreación del trasatlántico se hará «de forma muy respetuosa» y «con la mayor exactitud histórica». Para que los visitantes puedan revivir el horror que padecieron los pasajeros del «Titanic», el barco dispondrá de un simulador que recreará el choque con el iceberg que causó su naufragio en el Océano Atlántico aquella fatídica madrugada del 15 de abril de 1912.

Foto del «Titanic» original
Foto del «Titanic» original - AP

De igual modo, resulta extraño que un país ajeno a tales hechos levante un proyecto sobre el «Titanic», pero China está plagada de pueblos y parques temáticos que copian ciudades europeas como París, Londres y Venecia con sus propias reproducciones de la Torre Eiffel, el Big Ben y los canales alrededor de la plaza de San Marcos. Además, los promotores cuentan con el apoyo del Consejo de Negocios Sino-Británico y del exministro y excomisario europeo de Comercio Peter Mandelson, quien en 2005 negoció un acuerdo textil entre Bruselas y Pekín y hoy es uno de los principales promotores de las relaciones con el gigante asiático. Más de un siglo después de su naufragio, la majestuosa estampa el «Titanic» volverá a flotar sobre las dulces aguas de un río al sur de China.