Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC - Jaime García

Catalina Luca de Tena: «En ABC cultivamos la concordia y trabajamos con y por la verdad»

Discurso íntegro de Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC, durante la gala de entrega de los de los Premios Internacionales de Periodismo ABC

Actualizado:

Majestad:

Bienvenida, un año más, a la Casa de ABC y muchas gracias por Vuestra presencia en esta Noche de los Cavia. Una presencia que sentimos como un profundo gesto de afecto y de aliento para seguir adelante con la labor periodística que asumimos hace ya más de un siglo.

Vivimos tiempos inciertos, pero son precisamente los retos que nos plantea esta época convulsa los que nos motivan y obligan a redoblar el compromiso que un día sellamos con la sociedad española. Lejos de desanimarnos, estos tiempos de mudanza nos estimulan para defender los valores en los que siempre creímos.

El mes pasado, con motivo del quince aniversario de Vocento, el Rey nos recordó que «las noticias y su rigor van a seguir siendo fundamentales para conducirnos en los nuevos desafíos que acompañan nuestros pasos hacia el futuro». También se refirió al «universo digital» al señalar en su discurso que «la prensa no puede vivir de espaldas a esa realidad, pero tampoco entregar a cambio su crédito, sus estándares de calidad, su valor referencial y su rigor».

No era gratuita aquella advertencia. La irresponsabilidad no circula solo por las redes de internet, sino que anida ya en unos medios que perturban de manera consciente la convivencia. Pero no es ese nuestro negocio, ni tampoco nuestro oficio. En ABC cultivamos la concordia y trabajamos con y por la verdad. Nuestros principios son bien conocidos. Y reivindicarlos hoy, como hacemos cada día en nuestras páginas, es la mejor manera de contribuir a la serenidad y al entendimiento.

Señora presidenta de la Comunidad de Madrid, señoras y señores ministros, autoridades, queridos amigos:

Desde que mi bisabuelo, Don Torcuato Luca de Tena, creó en 1920 el premio que esta noche nos convoca, la cena de los Cavia ha servido para distinguir a periodistas de toda clase y condición: a veces como galardón de su genio literario, y otras como reconocimiento a su particular visión de la vida pública. Los desafíos a los que España se enfrenta no impiden, sin embargo, que nuestras páginas sigan permanentemente abiertas a un mundo en constante movimiento. Nos preocupa España, es cierto, y a ella dedicamos la mayor parte de nuestro esfuerzo, pero no dejamos de mirar al exterior, a la cultura, a la ciencia y a la economía, para componer esa imagen diversa que el lector nos demanda para informarse y formar su opinión.

Firmado por José Luis Garci, el artículo que este año ha merecido el Mariano de Cavia fue publicado en ABC el 26 de diciembre de 2016, con motivo de la muerte del director artístico Gil Parrondo. A vuelapluma, Garci traza una semblanza, íntima y sobrecogedora, del que fue su compañero de viaje cinematográfico y amigo. Apenas tuvo tiempo nuestro flamante Mariano de Cavia para redactar una Tercera de carácter confesional y en la que sobresalen el conocimiento -aquí directo y personal- y la pasión, elemento que, sobre cualquier otro, define su obra periodística. En «Hollywood Gil» (así se titula el artículo premiado), Garci nos vuelve a dar una lección magistral sobre el afecto y el sentimiento, pero manejados con honestidad y utilizados como resorte de la introspección más serena.

Cristián Zegers, galardonado con el premio Luca de Tena, es el director de «El Mercurio», diario de referencia de Chile. Estudió Derecho, pero desde muy joven mostró su interés por el periodismo, oficio que a lo largo de los últimos cincuenta años le ha llevado estar en vanguardia de la información y la opinión de su país. Con la nación hermana de Chile me unen unos lazos que mi abuelo, Juan Ignacio Luca de Tena, contribuyó a estrechar durante su estancia en Santiago como embajador de España. Ese Chile -tan cercano, tan pegado a mi familia- encontró en los medios de información el aliado necesario para llevar a cabo una transición modélica a la democracia, un camino hacia la libertad que periodistas como Cristián Zegers supieron favorecer con su esfuerzo y su compromiso.

Andrés Rábago, nuestro premio Mingote, lleva desde finales de los años sesenta invitando al lector a reflexionar sobre una realidad cuyos lugares comunes no se resigna a aceptar. Bajo el seudónimo de OPS y ahora como El Roto, y a través de técnicas y lenguajes distintos, Rábago nos sitúa en un plano periodístico que pone a prueba nuestra comodidad y nuestras certezas.

A todos ellos, enhorabuena en nombre de ABC. Mi agradecimiento al jurado, presidido por el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, por su búsqueda de la excelencia que, un año más, ha servido para certificar y proyectar la vitalidad y la vigencia de este viejo oficio de informar. Y, por último, mi gratitud a Abertis por su colaboración y apoyo en estos premios.

Sras. y sres.

La lealtad a la Corona y la defensa de la unidad de España definen e hilvanan la historia centenaria de ABC. Por eso, Majestad, le ruego traslade nuestro agradecimiento al Rey. Agradecimiento por haber sabido aglutinar y encarnar los mejores y más nobles sentimientos de la nación. Y por haber sido la voz de los millones de españoles que, en un momento de zozobra, necesitaban confiar en sus instituciones y encontrar en todo lo que La Corona representa la esperanza para seguir adelante.

Y permítanme que, en un día como hoy, termine con una frase del Rey del pasado 3 de octubre: «Son momentos difíciles, pero los superaremos. Son momentos muy complejos, pero saldremos adelante. Porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos de lo que somos. Porque nuestros principios democráticos son fuertes y son sólidos».

Muchas gracias