Cantabria y Japón funden sus culturas

ENRIQUE MUNÁRRIZSANTANDER. La exploración del multiculturalismo, el intercambio artístico y la demostración de universos artísticos diferentes son algunos de los pilares sobre los que se sostiene el

Actualizado:

ENRIQUE MUNÁRRIZ

SANTANDER. La exploración del multiculturalismo, el intercambio artístico y la demostración de universos artísticos diferentes son algunos de los pilares sobre los que se sostiene el «Festival de una flor», un intercambio de arte y cultura de la creación artística nipona en Cantabria. Catorce artistas se dan cita en una docena de actos, que comenzaron con un concierto de presentación el pasado miércoles, pero que tendrán, desde hoy y hasta el domingo, las jornadas centrales, a través de citas escénicas, conciertos, degustaciones gastronómicas y conferencias. El capricho de Gaudí (Comillas) será el escenario central de estas actividades, que cuenta entre sus invitados más ilustres con el arquitecto japonés Hiroya Tanaka -considerado uno los mayores expertos de la obra de Antonio Gaudí y nominado en el año 2004 al Premio Príncipe de Asturias- y el flautista Hiroyuki Koinuma, que participó en 1984 en la película «Ran», de Akira Kurosawa. Entre los artistas españoles figuran el guitarrista santanderino Javier Canduela, la flautista Lara Manzano, la bailarina Aroa Luis Campo y el fotógrafo Rubén García Escalante.

El calendario de actos comienza hoy con una degustación de cocina en el restaurante «El Capricho», a las cuatro de la tarde, y sendos conciertos en el Ayuntamiento antiguo y la iglesia de San Cristóbal; mañana, día 13, la conferencia sobre arquitectura de Gaudí por Tanaka se completará con conciertos en la Plaza de la Iglesia y la iglesia de San Cristóbal, a las seis y ocho y media de la tarde.

Finalmente, el día 14 se ha programado un «concierto sorpresa» en el Paseo de Comillas, a las diez de la mañana, y conciertos en el Ayuntamiento antiguo y la iglesia de San Cristóbal. El «Festival de una flor» toma su nombre del cuento infantil «Una Flor», de Sukeyuki Imanishi, un alegato contra la guerra y a favor de la paz al que se quiere sumar esta nueva iniciativa.