Vídeo: Otro proyecto de Calatrava que se cae a trozos - ATLAS

Calatrava presenta su primer proyecto en Londres, tres torres en Greenwich

El alcalde Sadiq Khan lo celebra diciendo que prueba que la ciudad «sigue abierta al talento y la inversión»

CORRESPONSAL EN LONDRESActualizado:

El arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava, de 65 años, ha presentado este jueves lo que será su primer proyecto en Londres: tres torres acristaladas de forma semipiramidal, levantadas una nueva plaza a la que se llegará el metro. El proyecto, que ocupará una superficie de 130.000 metros cuadrados, forma parte de la ambiciosa rehabilitación de la península de Greenwich, conocida porque allí se ubica el famoso centro de conciertos O2 Arena. Los promotores estiman que se trata del plan de regeneración urbana más ambicioso de los que están ahora en marcha en el Reino Unido.

Imagen del primer proyecto de Calatrava en Londres
Imagen del primer proyecto de Calatrava en Londres

El promotor es la compañía Knight Dragon, propiedad de la familia china Cheng. El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, asistió a la presentación, que quiso enmarcar en el debate del Brexit, como un ejemplo de que la ciudad sigue viva pese al indudable revés que supondrá la ruptura con la UE. «Estoy encantado de que Santiago Calatrava haya elegido Londres para su primer gran proyecto en el Reino Unido. Esto demuestra que Londres sigue abierto a la inversión, al comercio y a los mejores talentos de todo el mundo. Este nuevo hito para Londres y el crecimiento de esta zona de la ciudad creará un nuevo distrito para londinenses y visitantes de todo el mundo».

Los promotores pretenden que Greenwich cobre aire de gran nuevo barrio cultural. El conjunto de los proyectos en marcha en la península, abrazada por el Támesis en lo que hasta hace poco era un recodo lleno de almacenes en declive y barrizales, asciende a 8.400 millones de libras (9.800 millones de euros). En la zona se construirán también 800 nuevas viviendas, 200 de ellas sociales. La carestía de la vivienda es uno de los grandes problemas de la capital y ha expulsado a los jóvenes de toda la zona centro, por unos precios que rozan el absurdo.

Calatrava, que tiene estudios en Nueva York, Doha y Zurich, manifestó que es «un honor» trabajar en Londres, «una ciudad que me encanta». Su último gran proyecto había sido el intercambiador del World Trade Center en Nueva York, en la zona que se vio castigada por el 11-S.

El arquitecto, ingeniero y escultor se convirtió en una figura deslumbrante desde finales de los ochenta, con destacados encargos por todo el mundo. Pero la polémica ha ensombrecido un poco su figura, con repetidos pleitos por malos acabados de sus construcciones. El llamativo proyecto para Londres incluye una plaza acristalada de 25 metros de alto y servicios de ocio de todo tipo. En la Península de Greenwich se pretende levantar también el primer estudio de cine en el centro de Londres.