Biblia de Lyghfield
Biblia de Lyghfield - National Heritage Memorial Fund

Una Biblia medieval desaparecida hace 500 años vuelve a la Catedral de Canterbury

La obra se perdió en el siglo XVI debido a la Reforma anglicana

MadridActualizado:

El cisma con la iglesia católica y el surgirmiento del anglicanismo en Gran Bretaña, orquestado por el monarca inglés Enrique VIII, tuvo como resultado la pérdida de una gran cantidad de escritos religiosos. Entre ellos se encontraba una Biblia del siglo XIII que, después de pasar 500 años desaparecida, acaba de retornar al que fue su hogar durante centurias: la Catedral de Canterbury.

La vuelta de esta antiquísima obra a Canterbury, conocida como la Biblia de Lyghfield, se fraguó el pasado mes de julio, cuando la catedral lo adquirió en una venta de libros raros realizada en Londres. El precio del volúmen superó los 111.000 euros. La institución contó con pequeñas donaciones y una subvención del National Heritage Memorial Fund para sufragar los gastos.

La desaparición de la Biblia tuvo lugar, efectivamente, en el siglo XVI. Su pérdida fue de la mano de la disolución de monasterios de 1539, entre los que se encontraba la Catedral de Canterbury. Según el medio británico The Guardian, la mayoría de los 30.000 volúmenes que llegó a acoger la catedral en los últimos compases de la Edad Media se dispersaron con motivo de la Reforma anglicana. Tanto que tan solo se conservan 30 volúmenes la colección original en la biblioteca, según un comunicado de la institución religiosa inglesa.

Se cree que la Biblia medieval fue producida en un scriptorio parisino. Como era usual, está escrita en latín sobre pergamino. Cuenta además con riquísimas decoraciones, tan del gusto de la Edad Media. Ahora la Catedral de Canterbury planea exhibir el libro.

La Biblia Lyghfield, y los otros textos antiguos que se conservan en la catedral, forman parte del Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO: una lista del patrimonio documental que cumple los criterios de selección del patrimonio documental considerado de importancia mundial.