Axel Voss, durante la entrevista con ABC
Axel Voss, durante la entrevista con ABC - Ángel de Antonio

Axel Voss: «Los jóvenes no entienden la propiedad intelectual»

El político, impulsor de la directiva europea del copyright, recibió ayer en Madrid el premio Adepi

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Decía Fitzgerald que después de la revolución siempre llegan los notarios con sus normas. Ahí tenemos el ejemplo de internet, donde los legisladores llevan ya varios años poniéndole puertas y muros al campo, intentando abarcar su inmensidad. En abril, la Unión Europea aprobó la directiva de derechos de autor en el mercado digital (popularmente conocida como directiva del copyright) en la que fue, quizás, una de las discusiones más encendidas que se recuerdan en el Parlamento. ¿El motivo? Que la normativa exigía a las plataformas (Google, Facebook y compañía) que revisasen los contenidos que compartían sus usuarios, para ver si violaban o no los derechos de autor. Unos lo vieron como una victoria de los creadores, otros como un ataque contra la libertad de los usuarios. «Tuvimos una gran presión por parte de todos: de los creadores, del mundo digital, de la opinión pública... Hasta la fecha no ha habido ningún debate tan vivo ni tan candente como este de los derechos de autor».

Habla Axel Voss, el ponente de esa directiva y principal impulsor de la misma, que ayer visitó Madrid para recibir el premio Adepi 2019 por su defensa de la propiedad intelectual, un tema más necesario que popular, por lo visto. «Los jóvenes, y de ahí surge la polémica con esta directiva, no entienden lo que es el derecho a la propiedad intelectual. El derecho de copyright supone que todo lo que un creador crea goza de una protección legal. Sin embargo, en internet existe la posibilidad de usar la propiedad intelectual de otros sin más, sin responsabilidades. Y esta situación se ha extendido durante diez, quince años. Pero los creadores tienen sus derechos y esos derechos se tienen que respetar. Y los jóvenes no lo ven así, no tienen esta perspectiva», subraya el político.

Aunque el problema, insiste, es más amplio. No es solo algo generacional, es que el entorno online, las plataformas, no terminan de «encajar con los derechos de autor». «Lo importante, lo que teníamos que hacer, era unir esas dos cosas que no encajaban. Desde el punto de vista jurídico no era tan difícil, pero sí lo era en la práctica», aclara. Para empezar, porque las partes están enfrentadas, y ha habido que hacer encaje de bolillos para contentarlos a todos: a las plataformas y a los creadores. «Lo mejor hubiese sido que se hubiesen sentado en una mesa y hubieran negociado este tipo de cosas para llegar a un acuerdo. Pero eso no fue posible. Y ahí ha tenido que entrar el legislador», lamenta.

Después de esta directiva, y a la espera a que los Estados miembros la apliquen (tienen dos años desde su ratificación, que fue en abril), Voss no duda en cuál será el gran reto legislativo en el entorno digital. «Será la inteligencia artificial. Tenemos que plantearnos varias cuestiones. ¿Hasta qué punto queremos depender de otras regiones del mundo? ¿Cómo podemos ser innovadores y proteger nuestra intimidad? ¿Vamos a permitir que se nos espíe desde fuera? ¿Y que un algoritmo decida nuestras vidas? Es importante ver qué límites queremos establecer en este campo. Es el gran reto para los próximos cinco años», asevera. Lo dicho: después de las revoluciones siempre llegan los notarios.