La foto de perfil de Facebook de la autora ahora arrestada
La foto de perfil de Facebook de la autora ahora arrestada - ABC

La autora de «Cómo asesinar a tu marido», arrestada por asesinar a su marido

Nancy Cramton Brophy es la prólija novelista de thrillers románticos acusada de acabar con la vida de la pareja con la que convivía desde hace 27 años

Actualizado:

La escritora Nancy Cramton Brophy, autora de la obra «Cómo asesinar a tu marido», ha sido arrestada precisamente por asesinar a su marido, informa «The Washington Post». En aquel libro, aconsejaba sobre cómo salirse con la suya y librarse de la condena.

Y es que la policía de Oregón ha arrestado a Crampton Brophy acusándola de empuñar la pistola que disparó varias veces al hombre con el que había pasado casi los últimos treinta años de su vida, el chef Dan Brophy. Tres meses después de aquel suceso, cuando parecía que todo iba a ser un misterio sin resolver, la historia ha acabado con un giro casi propio de los escritos de la autora: con su detención.

La escritora estadounidense posteó en Facebook cuando la tragedia tuvo lugar: «Para mis amigos de Facebook y familiares, tengo noticias tristes. Mi esposo y mi mejor amigo, el chef Dan Brophy, fue asesinado ayer por la mañana. Para aquellos más cercanos a mí y que creen que esto se merece una llamada telefónica, tienen razón, pero estoy luchando por darle sentido a todo en este momento».

La novelista de Portland escribía libros sobre turbias relaciones secretas y solían ir ilustradas con un hombre musculoso con el torso desnudo en su portada. En «The Wrong Cop» («El policía equivocado») tramaba la historia de una mujer que fantaseaba todos los días con matar a su marido.

En 2011, según recoge «The Washington Post», escribió el libro de marras en el blog «See Jane Publish», en el que describió cinco motivos básicos para hacerlo y un número de armas que eligiría para que su personaje matara a su marido en la novela romántica que estaba pergeñando. En el post aconsejaba no contratar un asesino a sueldo porque «un sorprendente número de sicarios delataron a la policía» y tampoco que lo hiciera un amante («Nunca es una buena idea», al igual que el veneno que es rastreable). Así, en la vida real habría seguido sus propios consejos puesto que empuñó ella misma el arma.

El asesinato desconcertó a la policía y las personas cercanas a Daniel Brophy desde el principio. Brophy, un chef de 63 años, recibió un disparo mortal en su lugar de trabajo en el Instituto Culinario de Oregón en la mañana del 2 de junio, sin que hubiera ninguna descripción del sospechoso.