«Los discípulos de Emaús», de Caravaggio
«Los discípulos de Emaús», de Caravaggio - ABC

Arqueólogos afirman haber encontrado Emaús, la aldea donde Jesús se apareció tras la crucifixión

Se trata de una fortaleza helenística de 2.200 años de antigüedad en el monte Kiryat Yearim, cerca de Jerusalén. En este lugar se cree que estuvo guardada durante 20 años el Arca de la Alianza

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un grupo de arqueólogos franceses e israelíes han encontrado los restos de la aldea biblíca de Emaús, el lugar donde Jesús se apareció tras la crucifixión.

Estos especialistas han detectado una fortaleza helenística de 2.200 años de antigüedad en el monte Kiryat Yearim, cerca de Jerusalén, y afirman sería la localización bíblica, según informa «Haaretz».

Desde 2017, una expedición franco-israelí ha estado cavando en este monte Kiriath Yearim, una colina a pocos kilómetros al oeste de Jerusalén, cerca de una ciudad llamada Abu Ghosh.

En este lugar se cree también que estuvo guardada durante 20 años el Arca de la Alianza antes de ser llevada a Jerusalén por el Rey David. Además, también se cree que pudo ser un lugar de administración israelí o de culto durante los s.VIII y s.VII antes de Cristo.

Es precisamente durante las excavaciones investigando este último indicio cuando la expedición franco-israelí dio con un segundo conjunto de edificaciones, concretamente del siglos II a. C., que fueron reparadas también en siglos posteriores.

Y es en este conjunto de edificaciones recién descubierto, con unas paredes de tres metros de grosor y dos de altura, además de lo que parecen restos de una torre, donde podría haberse aparecido Jesús a dos de sus discípulos, tratándose, así, de la localidad de Emaús. Esta es la postura que defienden el arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv, Israel Finkelstein, y Thomas Römer, profesor del Colegio de Francia.

Según los Evangelios, de camino a este sitio Jesús se apareció por primera vez a dos de sus discípulos tras la crucifixión y resurección. De todas maneras, todavía no hay consenso científico sobre la ubicación de Emaús. Por ejemplo, según explica también «Haaretz», el experto de la Universidad de Tel Aviv Benjamin Isaac considera que solo se trata de una «hipótesis», puesto que hay otros dos lugares que podrian coincidir con el de los relatos de la Biblia.