Amaia, en una imagen promocional de su nuevo disco, que saldrá en septiembre - ABC / Vídeo: EuropaPress

Amaia: «No se eligen bien las canciones que van a Eurovisión»

La artista navarra habla sobre su primer disco y su carrera tras «Operación Triunfo»

Actualizado:

Amaia es tan sincera, tan transparente que, en su charla telefónica con ABC, se nota perfectamente cuándo está respondiendo con naturalidad y cuándo está siguiendo los consejos de otra persona. Alguien que escucha las preguntas a través del manos libres y le indica, no sabemos si con gestos o escribiendo notas delante de sus ojos, lo que debe decir o si directamente es mejor no contestar. En honor a la verdad, eso ocurre en menos del diez por ciento de la conversación que mantenemos tras la salida de un nuevo adelanto de su disco. Las malas lenguas dicen que la falta de promoción hizo que el primer single, «El relámpago», no funcionase todo lo bien que se esperaba, y que por eso ahora ha concedido entrevistas a la prensa. Íbamos a plantearle qué hay de verdad en eso, pero el transcurso de la charla nos dice que esa sería una de las preguntas sin respuesta.

Su disco sale en septiembre, ¿está ya terminado al cien por cien?

Sí, sí, está todo terminado. Ya está todo decidido, igual a lo mejor algún detallito queda, pero está prácticamente hecho. Antes de septiembre saldrá algún adelanto más.

¿No se hará larga la espera?

No, porque estoy cantando casi todas las canciones en los conciertos, y eso me relaja.

Cuando salga el disco la gente ya lo habrá escuchado en YouTube.

Claro, eso me da un poco de respeto. Las canciones van a circular por internet antes de que salgan. Pero también tiene sus cosas buenas. Como espectador me gustaría.

Da la sensación de que otros «triunfitos» siguen más la corriente, pero usted va más por libre.

Yo creo que no. Yo cuando hago algo también pienso si va a gustar o no. Lo primero es si me va a gustar a mí. Para mí, lo que están haciendo otros compañeros tiene bastante coherencia.

Adrià Salas de La Pegatina, autor de «La venda», me dijo que había «blindado» su libertad creativa al salir de Operación Triunfo.

¿Cómo blindado? No sé… La verdad es que estoy muy contenta porque he tenido mucha libertad. He sido libre para elegir la música, todo, todo… Obviamente hay un límite y tampoco puedo hacer lo que me dé la gana, porque estoy trabajando con un equipo.

¿Qué le parece que todo lo que diga o haga se viralice?

Me hace gracia, incluso cuando dijeron que estaba borracha en un concierto. Yo también... no sé por qué digo eso. Estaba bien, solo era para justificar que iba a cantar un poco mal (risas). No le doy importancia.

¿Se arrepiente de ir a Eurovisión?

Acababa de salir de «OT», no sabía la repercusión que había tenido y estaba flipando con todo. Un día después de salir ya teníamos promoción de Eurovisión, y no tenía tiempo de asimilar nada. No tenía poder de decisión, todo nos lo imponían y no me sentía muy cómoda. No me representaba mucho lo que estaba haciendo, y no lo podía decir. Me dejaba llevar. Viéndolo con perspectiva, fue agobiante.

¿Le parece que se eligen bien las canciones que presentamos?

No lo sé, depende del año. En general no me lo parece, la verdad.

¿Ha corrido alguna vez en San Fermín?

Qué va, yo estoy en contra de eso. Nunca, nunca.

¿Qué le parece la sentencia de la Manada?

Mmm... prefiero no opinar.

Le están aconsejando, ¿verdad?

Sí, un poco.