La escritora y periodista mexicana Alma Guillermoprieto - Foto: EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

Alma Guillermoprieto, premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

La escritora y periodista mexicana, que a lo largo de su trayectoria ha trabajado para «The Guardian», «The Washington Post» o «The New Yorker», cubrió la insurrección nicaragüense de los 70 y en 1982 desveló la masacre de civiles en El Mozote (El Salvador)

Actualizado:

La escritora y periodista Alma Guillermoprieto (Ciudad de México, 1949) ha sido galardonada con el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. El jurado, reunido en Oviedo, ha alabado a la mexicana por su escritura «clara, rotunda y comprometida», con la que ha sabido tender «puentes en todo el continente americano».

El fallo reconoce, además, su larga «trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica». Para el jurado, esta reportera ha transmitido esa realidad «con enorme coraje, también en el ámbito de la comunicación anglosajona, tendiendo, de este modo, puentes en todo el continente americano». «Con una escritura clara, rotunda y comprometida, Alma Guillermoprieto representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea», concluye el acta.

Guillermoprieto se impuso en las últimas votaciones del jurado a otras dos reporteras americanas y con su elección se ha convertido en la tercera mujer que consigue este galardón en sus 38 ediciones, después de la fotógrafa Annie Leibovitz y la filósofa María Zambrano.

Miembro honorario de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, Alma Guillermoprieto inició su trayectoria como periodista cubriendo la insurrección nicaragüense de los años 70 para «The Guardian» y fue una de las dos reporteras que en 1982 desveló, en «The Washington Post», la masacre de civiles en El Mozote (El Salvador), que le costó la vida a más de 800 hombres, mujeres y niños a manos del Ejército salvadoreño, en un momento de plena intervención de la Administración Reagan

La mexicana comenzó estudiando danza moderna en Nueva York y ejerció como bailarina profesional hasta 1973. En 1969 viajó a La Habana para impartir clases de danza y fue allí donde, en 1978, se inició en el periodismo como «freelance». Comenzó como reportera de América Central para «The Guardian» y, más tarde, para «The Washington Post», donde fue redactora de plantilla en los años 80.

En esa década, Guillermoprieto terminó siendo jefa de la oficina para América del Sur del semanario norteamericano «Newsweek». Ya en los noventa, comenzó a escribir largos reportajes para las revistas «The New Yorker» y «The New York Review of Books». Esos trabajos los reunió en su libro «Al pie de un volcán te escribo». También es autora de «Samba» (sobre una temporada que pasó en una escuela de samba en Río de Janeiro), «El año en que no fuimos felices» (una colección de artículos sobre la crisis mexicana publicada en 1998), «Las guerras en Colombia: tres ensayos» o «La Habana en un espejo», entre otras.

En 1995, Gabriel García Márquez la sumó al grupo de periodistas y escritores vinculados a la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. Ha recibido, entre otras, las siguientes distinciones: premio a los Medios de la Latin American Studies Association (1992), MacArthur Foundation Fellowship (1995), miembro de la American Academy of Arts and Sciences (2001), Doctorado Honoris Causa por la Baruch University (2008), Cátedra Julio Cortázar de la Universidad de Guadalajara (2008), Oversease Press Club Award (2009) y premio Ortega y Gasset de Periodismo (2017).

El jurado de esta edición del Princesa de Asturias de Comunicación estaba integrado por Luis María Anson; Alberto Edgardo Barbieri; Juan Barja de Quiroga; César Bona; Irene Cano; Alberto Corazón; Aurora Egido; Taciana Fisac; Víctor García de la Concha; Elsa González Díaz de Ponga; Alan Goodman; José Antonio Sánchez; Diana Sorensen; José Antonio Vera y Alberto Anaut (secretario).

Optaban al galardón 27 candidaturas procedentes de diez países. La candidatura de Guillermoprieto se impuso en una lista que incluía a varias periodistas y comunicadoras americanas, como las estadounidenses Zainab Salbi, Oprah Winfrey y Gloria Steinem.