Así te afecta la nueva normativa de derechos de autor

Repasamos las claves de la polémica directiva que reformará el mercado único digital, que acaba de ser aprobada en el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo aprueba el mercado único de los derechos de autor

Actualizado:

El Parlamento Europeo acaba de aprobar la polémica directiva que reforma la normativa relacionada con los derechos de autor, para adaptarla al mercado digital. Lo ha hecho después de una gran campaña de presión y bulos, que han alertado sobre supuestos recortes de libertades en internet e incluso impuestos al usuario. Nada más lejos de la realidad. Resumimos la nueva normativa en cinco grandes claves.

1. No afectará al usuario ni habrá «impuesto al enlace»

La única miembro del Partido Pirata, Julia Reda, habló en su momento de un «impuesto al enlace», algo que no recoge la directiva, pero que se convirtió en una de las grandes criticas contra la reforma.

«Lo que la directiva propone es que las plataformas (y solo estas) se animen a celebrar acuerdos de licencia con los titulares de derechos que cubran el contenido subido por el usuario. La responsabilidad de sacar licencias recaería en las plataformas, y los usuarios finales estarían completamente al margen», escribía Volker Rieck, director general de la empresa File Defense Service FDS, especializada en la protección de obras y derechos de propiedad intelectual en internet, en el diario alemán «Frankfurter Allgemeine Zeitung».

En otras palabras: de lo que se habla en la directiva es de un canon que deberían pagar las plataformas a los medios de comunicación y autores de contenido cuando lo reproduzcan.

Esto tiene que ver con el artículo 11, uno de los puntos de discordia y que, de alguan manera, supone un desafío de Europa a Google y Facebook. «El 11 es, para entendernos, como el canon AEDE, el que se aprobó en España, y que es la renumeracion a la prensa por el uso que se hace de los artículos periodísticos en las plataformas (Google, Facebook, etc.). Eso existía en Alemania y se introdujó también en España, con gran polémica, ahora se ha trasladado a nivel comunitario. Lo que se busca es remunerar a los editores de prensa con ello», explica Rubén Canales, especialista en propiedad intelectual de Abril Abogados.

2. Sobre el supuesto «filtrado de contenido»

La propia Reda alertó de que la directiva podría derivar en un supuesto «filtrado de internet». Se refería al artículo 13 de la misma, que obligaría a plataformas como Google, Facebook o Youtube a controlar que los contenidos que comparten los usuarios en las mismas no infrinjan los derechos de autor. Lo que dice la propuesta es que las plataformas son responsables de «mantener limpia su propia tienda». «Cómo la plataforma logre eso depende de sí misma, no existe obligación de “filtrar” ni ninguna otra, simplemente sería su responsabilidad evitar las infracciones», matiza Rieck. Es algo, por cierto, que Youtube tiene aplicado desde hace varios años.

«En este artículo 13 lo que se discutía era un filtro a los contenidos subidos por los usuarios. Se hablaba de censura. En la práctica no es una cuestión tan descabellada y desconocida, ya que Youtube lo hace desde hace años. La plataforma identifica un contenido con derechos de autor y si no puedes demostrar autorización no puedes publicarlo (y sale tipíco cartel que pone que video suprimido por vulnerar los derechos de copyright). Lo que se pretende es extender ese tipo de filtros a todas las plataformas y un control y eliminación de los usos no autorizados de las obras. Se quiere implantar a nivel obligatorio», explica Canales.

3. ¿Corre peligro la libertad en internet?

«Hay mucha demagogia y hay una corriente a favor de la libertad de internet, porque entiende que poner estas limitaciones en el ámbito digital supone un perjuicio para los usuarios. Estas restricciones existen en el universo analógico y solo se trata de trasladarlas al mundo digital», sostiene Canales.

4. El futuro de los «memes»

«Habrá que ver cómo se desarrolla y los límites, y lo más o menos permisivas que sean las plataformas», dice este el experto de Abril Abogados. «Siempre que se respeten los derechos de autor se van a poder seguir haciendo parodias. El riesgo que se teme al incorporar los filtros es que se pueda identificar un "meme" con algo protegido por derechos de autor y no te deje la plataforma. A ver cómo se implementa», añade.

5. Solo afectará a grandes compañías

En ese artículo 13 se especifica que solo las plataformas con «grandes cantidades de obras» tendrán que adoptar las «medidas pertinentes» para el «correcto funcionamiento» de los acuerdos alcanzados con los titulares de derechos de autor.

6. Igualar Facebook con Spotify

La directiva está diseñada para crear un entorno de licencias más justo. Así, pretende igualar las condiciones de las plataformas basadas en contenido publicado por el usuario (como es el caso de Facebook) con las que no. Estas, explica el texto, no pueden seguir eludiendo sus responsabilidades, sino que deben pagar cantidades justas por las licencias del mismo modo que lo hacen Spotify o Deezer.

7. ¿Cuándo entrará en vigor?

«Acaba de ser aprobado el primer borrador, pero tienen que seguir en el Parlamento y la Comisión hablando para que sea aprobado definitivamente, y luego hacer una directiva para cada Estado Miembro. Es un proceso largo que no se puede hacer de la noche a la mañana. Como mínimo, un año largo. O sea, no es para este año. Y luego las directivas tienen un plazo de adaptación para las legislaciones internas», remata Canales.