El académico Pedro Álvarez de Miranda
El académico Pedro Álvarez de Miranda - Belén Díaz

Académico de la RAE: «El masculino inclusivo es cómodo desde el punto de vista comunicativo»

El académico Pedro Álvarez de Miranda publica el ensayo 'El género y la lengua' (Turner) en el que analiza distintas cuestiones gramaticales relativas al uso del masculino o el femenino

Actualizado:

El académico Pedro Álvarez de Miranda publica el ensayo 'El género y la lengua' (Turner) en el que analiza distintas cuestiones gramaticales relativas al uso del masculino o el femenino en el español, criticando nuevas propuestas lingüisticas como la de acabar palabras con 'e', como forma neutra.

"Ese morfema no existe, lo he llamado así por hacerlo de alguna manera, pero decir palabras como 'todes' es un invento que cuesta tomárselo en serio", ha señalado en una entrevista con Europa Press el lingüista, quien ha formado parte de la ponencia de la RAE para elaborar un informe sobre el 'Buen uso del lenguaje inclusivo' en la Constitución.

"En la historia de la lengua nunca nadie se ha inventado un morfema, que crecen por procesos gramaticales muy lentos. Las terminaciones de las palabras no se las saca uno de la manga porque las lenguas no funcionan así: unos determinados hablantes pueden hacer de su capa un sayo, pero que haya tres morfemas es una ficción y un imposible metafísico", ha reiterado.

Álvarez de Miranda ha reconocido que no se "rasga las vestiduras" ni se lleva "las manos a la cabeza" porque políticos como Irene Montero propongan decir 'portavoza' en vez de portavoz, pero su deber es "explicar que se trata de una forma anómala y que tiene pocas posibilidades de prosperar".

MIEMBROS Y MIEMBRAS

"Pasará mucho tiempo para saber si me equivoco, pero creo que no, porque hasta ahora se ha quedado en rareza y excentricidad. Lo mismo pasó con Bibiana Aído (exministra de Igualdad) cuando dijo miembras, que dio lugar a unas cuantas risas y cuchufletas y luego se olvidó", ha señalado con humor.

De hecho, el académico considera que estas propuestas están hechas con "provocación en el buen sentido", para "levantar cierta polvareda y suscitar cierto debate en torno al género". De la misma opinión es sobre la iniciativa de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, de hablar de 'Consejo de Ministras y Ministros'.

"Una cosa es decir ministra, que está aceptado porque el español no duda en flexibilizar cuando corresponde, y otra aplicarlo al Consejo, que es el nombre de un órgano de estructura política del Estado. Un buen ejemplo de esto es el Defensor del Pueblo, institución que ha tenido a mujeres en el cargo y han sido defensoras, aunque el nombre de la institución ha seguido igual", ha aseverado.

¿LENGUAJE MACHISTA?

En líneas generales, Álvarez de Miranda cree que "sacar conclusiones extralingüísticas" por determinados usos del lenguaje es "erróneo y absurdo". "No entiendo que se diga que un lenguaje es más machista que otro. El género es una herramienta gramatical, como los tiempos verbales, y no un hecho social. No hay que buscarle los tres pies al gato", ha apuntado.

Preguntado sobre una posible 'hipersensibilización' en torno al lenguaje, reconoce cierto "cansancio" en el interés por duplicar las palabras para "visibilizar a la mujer". "Es antieconómico, produce mensajes excesivamente prolijos y no es necesario: el masculino inclusivo es cómodo desde el punto de vista comunicativo y no invisibiliza a la mujer", ha concluido.