ABC

Crece el número de hispanohablantes hasta los 577 millones

El Instituto Cervantes analiza la situación del español en su primer curso de verano

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Instituto Cervantes cierra hoy su primer curso de verano con la constatación de que el español no deja de crecer. La cifra de hispanohablantes en el mundo ya asciende a los 577 millones, de los que 480 son nativos. «Es una tendencia de crecimiento. Tiene que ver con la demografía del continente americano, que es donde están la mayoría de los hablantes», comenta Juan Manuel Bonet, director de la institución.

En ese mar de hablantes, España solo representa el 10%. «Ahora mismo, México es el país con más hispanohablantes, pero en una de las ponencias de este curso se ha avanzado un dato muy interesante: dentro de dos o tres décadas ese país será Estados Unidos», añade, al tiempo que recuerda que a estas alturas, y con Donald Trump como presidente, el 20% del electorado de la potencia ya es hispanohablante. De hecho, recuerda que mientras hoy parecen florecer movimientos «english-only», uno de los primeros presidentes de esa nación, Thomas Jefferson, ya inculcaba a sus hijos la importancia del español haciéndoles leer el Quijote.

«En Estados Unidos hay un gran interés por aprender español, pues les abre las puertas a un gran mercado, al intercambio comercial con Hispanoamérica. De hecho, hay muchos estudios que muestran cómo los trabajadores bilingües con español tienen más posibilidades de acceder a sueldos mayores», explica Richard Bueno Hudson, director académico del Cervantes y encargado de realizar el anuario del estado de la lengua española de 2018.

Según explica, el fenómeno de Estados Unidos también se está produciendo en Gran Bretaña, donde el British Council –el equivalente británico del Instituto Cervantes–, emitió un informe a finales de 2017 en el que recomendaba estudiar español tras el Brexit para no perder oportunidades comerciales como país. «Allí han sabido estudiar la situación actual y proyectar sus necesidades futuras», apunta Bueno Hudson.

Fomentar el estudio

El español crece, sí, pero el crecimiento tiene que ver más con la demografía que con políticas lingüísticas. En otras palabras: los números aumentan porque los hispanohablantes se reproducen. Sin embargo hay que aprovechar las oportunidades y fomentar el español entre quienes no son hablantes nativos. ¿Cómo? «Exigiendo a los estudiantes extranjeros que cursan másteres aquí un cierto nivel de español», propone el experto a modo de ejemplo.

Las posibilidades de expansión del español pasan por mirar más allá de los hablantes nativos, que crecen por inercia, y centrarse en lugares donde hay una demanda de aprender el idioma. «Ahora mismo, los dos grandes focos de expansión los encontramos en la zona de Asia Pacífico y en el África Subsahariana. Allí hay un gran número de estudiantes en español y es donde menos presencia tenemos», remata Bueno Hudson.