El arquitecto director de la Sagrada Familia, Jordi Faulí, durante la rueda de prensa realizada hoy en la Sala Creuer - efe

La torre de Jesucristo de la Sagrada Familia alcanzará los 172,5 metros

Las obras de la Basílica, que finalizarán en 2026, cuentan un presupuesto anual de 25 millones de euros

Actualizado:

La fecha de 2026 se mantiene firme. El arquitecto director de las obras de la Sagrada Familia, Jordi Faulí, compareció ayer ante los medios para explicar el programa de su equipo hasta 2026, centenario de la muerte de Gaudí.

Faulí habló desde la Sala del Crucero, base de la futura torre de Jesucristo que alcanzará 172,5 metros de altura en 2026 cuando se acaben definitivamente las obras del Templo. Un enclave único, que no estaba previsto en los planos de Gaudí, pero que se convertirá en un lugar estratégico para acceder al ascensor de la torre más alta de la Sagrada Familia. «Este espacio tiene dos funciones fundamentales: caja de luz y contenedor de la estructura de la torre de Jesucristo», explica Faulí mientras avanza que los futuros visitantes de esta torre encontrarán aquí unos audiovisuales explicativos.

La basílica centrará los trabajos de construcción en los próximos años en sus seis torres centrales que estarán presididas por la torre de Jesucristo. Las torres de los cuatro evangelistas alcanzarán 135 metros y la de la Virgen María se acercará a los 140. «Para su construcción se utiliza un procedimiento inédito mediante el tensado de las piedras; se construyen bloques de piedra de hasta 6x5 metros por panel y barras de acero que tensan y refuerzan la piedra para resistir mejor la fuerza del viento».

«Las cuatro torres de los evangelistas han llegado al final de su primer tramo, a los 76 metros –anuncia Faulí-. Ahora empiezan los trabajos con la piedra, pero que no será hasta 2017 cuando sea visible que empiezan a crecer. La previsión es que en 2020 se complete la parte parabólica de las torres, y que luego se comiencen a construir los pináculos, labor que durará dos o tres años».

Durante el segundo semestre de 2015 se ha colocado la puerta de bronce del portal de la Esperanza en la Fachada del Nacimiento y se prevé finalizar la adecuación de las cantorías. «El primer semestre de 2016 avanzarán los trabajos del pórtico de la fachada de la Pasión y la sacristía de poniente está casi acabada y se utilizará por primera vez el próximo 8 de noviembre con motivo de la misa de la Dedicación».

Faulí confirma que cuentan con un presupuesto anual de veinticinco millones de euros y que ya se han ejecutado el setenta por ciento de las obras. El interés por el templo expiatorio sigue en aumento y las entradas gratuitas para las jornadas de puertas abiertas que se celebran este fin de semana se agotaron en tres horas.