Sombrero de copa con ventilación (captura de pantalla)
Sombrero de copa con ventilación (captura de pantalla) - DAILY MAIL

Los cinco inventos más absurdos de la época victoriana

Desde un paraguas con ventanas, hasta un sombrero de copa con aire acondicionado

Actualizado:

El siglo XIX fue sin duda una época de grandes innovaciones científicas. Así lo denotan grandes adelantes tecnológicos como la bombilla de Thomas Edison y la máquina de vapor de George Stephenson. Sin embargo, mientras estos aparatos hacían que la sociedad avanzara a pasos agigantados, también existían una serie de inventos menos ingeniosos como un sombrero de copa con un sistema de aire acondicionado o un gran guante que, además de cubrir la mano, contaba con un compartimento para llevar la cartera.

Tal y como afirma la versión en línea del diario « Daily Mail», todos estos curiosos inventos se han dado cita en un libro llamado «Inventions That Didn't Change the World» («Inventos de la época victoriana que no cambiaron el mundo»), creado por Julie Hall. Concretamente, esta investigadora encontró por casualidad los planos de estos aparatos en Kew, al sur de Londres, acumulando polvo en una oficina de registros. Fue entonces cuando decidió que –por su extravagancia- merecían estar en un libro.

En palabras de la autora, la mayoría de los diseños –que están fechados entre 1839 y 1959- fueron creados en una época en la que la sociedad veía a los inventores como héroes nacionales. Eso provocó que muchísimas personas trataran de crear algo de la nada intentando solucionar sus problemas cotidianos.

«Hoy en día, los nuevos diseños que vienen al mercado han sido realizadas por ingenieros profesionales o diseñadores. En aquellos días la gente simplemente inventaba cosas asociadas con su propia profesión y trataban de venderlo», destaca Hall. Así fue como nacieron estos extraños aparatos.

2-Un sombrero de copa con aire acondicionado. Por entonces, una de las mayores preocupaciones de los británicos era cómo llevar la cabeza bien ventilada y poder seguir poniéndose su precioso sombrero. Por ello, un inventor incluyó en uno de ellos una rejilla metálica que atravesaba la tela.

4-El guante-monedero. Otro de los dibujos registrados muestra un gran guante blanco que, además de cubrir la mano, permitía guardar dentro la cartera. Se desconoce si su objetivo era evitar robos o aumentar la comodidad, pero no ha llegado hasta nuestros días como un invento revolucionario.

5-Sanguijuelas falsas. Poco hay que decir de ellas. Similares a una pluma, se introducían en la sangre para –mediante succión- sacar poco a poco la sangre (algo que se consideraba por entonces beneficioso para los enfermos, pues se creía que así se eliminaban las enfermedades presentes en ella).