Enrique de Ybarra, Luis Enríquez, Pedro Sanz y Rodrigo Echenique, escuchan al ministro Wert - josé ramón ladra

El español, un compromiso ético para un periodismo lleno de futuro

El presidente de Vocento, Rodrigo Echenique, presenta los encuentros «Futuro en Español», que unen a 550 millones de hablantes

miguel lorenci
Actualizado:

El español no tiene enemigos, es un lengua milenaria con un futuro prometedor y que une ya a 550 millones de seres humanos. Bajo esta constatación comenzará la cuarta edición de las jornadas «Futuro en Español» que amparan y organizan Vocento y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). «Celebramos la fiesta del español y la fraternidad de más de 500 millones de seres humanos», apuntó el presidente de Vocento, Rodrigo Echenique, que presentó las jornadas junto al ministro de Cultura, José Ignacio Wert, y defendió la ética «como valor imprescindible para la salud de nuestras sociedades».

«El español es demasiado importante para dejarlo en manos de los españoles», dijo Echenique citando a Cabrera Infante y reclamando la construcción de «nuevos puentes que contribuyan al bienestar económico y social de todos».

«Tratemos de recuperar el tiempo perdido», reclamó admitiendo que «quizá hayamos mirado más a Europa que a América». «Ojalá lleguemos a colmar la aspiración de Rafael Lapesa, que anhelaba que los hispanohablantes de unos y otros países nos oigamos mutuamente hasta que el uso normal de cada país sea familiar para los otros», planteó.

«No es casual –se congratuló Echenique– que en este año en que el diario más longevo de España, nuestro Norte de Castilla, ha cumplido 160 años y La Rioja 125 dediquemos atención especial a estos encuentros».

Un zumbido ético

«La ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido de un moscardón», concluyó Echenique citando al Nobel Gabriel García Márquez.

La cuarta edición de «Futuro en Español» analizará el periodismo y las relaciones empresariales del mundo hispanohablante a través de conferencias, mesas redondas y encuentros propiciados por el idioma común que une a casi 550 millones de hablantes y que tendrá lugar en Logroño, Valencia y Valladolid.

Concebido como un diálogo entre América y España, un año más reunirá en la capital riojana a personalidades de la comunicación, la economía y la empresa española y latinoamericana. Debatirán sobre el idioma como vehículo de comunicación y como puente comercial. Se hablará de periodismo en el mundo hispanohablante y del presente y futuro del sector agroalimentario en América Latina y sus relaciones con España.

«El principal valor del español es la unidad y las academias sus guardianes que, desde hace más de 30 años, han logrado preservar la unidad salvaguardando la condición panhispánica, que es una extraordinaria aportación a su valor económico y cultural», apuntó Wert ante un auditorio en el que estaban el presidente de La Rioja, Pedro Sanz; el consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez; el director de la RAE, José Manuel Blecua; Guillermo Fernández de Soto, director general de CAF Europa; José María Vázquez, rector de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR); Concepción Gamarra, alcaldesa de Logroño; y Enrique de Ybarra y Fernando García de Cortázar, presidente y director, respectivamente, de la Fundación Vocento.

El alma de una gran comunidad

El español no se debe acomplejar ante el inglés y debe dar la batalla «para consolidarse como la segunda lengua en internet», apuntó Wert, que se congratula de que «vayamos entendiendo que el español es uno de nuestros principales activos toda vez que los estudios económicos determinan que supone entre el 15 y el 17% del Producto Interior Bruto de nuestra economía».

«Pero su valor es mucho mayor; el de expresar el alma de una gran comunidad», agregó Wert. Recordando a Antonio Muñoz Molina aseguró el ministro que el rival del español no es el inglés, «sino la pobreza». «Desde el Gobierno, las empresas, las instituciones, todos debemos unir nuestros esfuerzos para garantizar que el español, esa herramienta que nos hace compartir emociones, conocimientos y vivencias, que es el ancla de nuestra solidaridad y el deseo de seguir viviendo juntos».

«América es una oportunidad de desarrollo para el español en todos los órdenes ya que nueve de cada diez hablantes es latino», apuntó el presidente riojano, Pedro Sanz, que recordó que los españoles «no somos los amos de nuestra lengua».

Para Guillermo Fernández de Soto, el idioma común es «un elemento vinculante y efectivo para promover las inversiones y contribuir al mejor conocimiento y potenciar un vínculo que se extiende a lo largo de más de 14 millones de kilómetros cuadrados, con 550 millones de hablantes y 78 millones de estudiantes». «El español es un idioma sin límites con un gran futuro y un enorme potencial», concluyó.