La Reina Sofía, «hada madrina» de la biblioteca del Cervantes en Londres
Doña Sofía, acompañada del embajador de España en Londres, Federico Trillo, y el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, descubre una placa durante la inauguración de la nueva biblioteca del Instituto Cervantes de Londres - EFE

La Reina Sofía, «hada madrina» de la biblioteca del Cervantes en Londres

La institución reúne más de 36.000 volúmenes de lengua y literatura en español, y cuenta con una de las mejores colecciones del mundo de literatura de viajes sobre España

Actualizado:

La Reina ha actuado esta mañana de «hada madrina» de la nueva biblioteca del Instituto Cervantes de Londres, que llevará su nombre, y que reúne más de 36.500 volúmenes de lengua y literatura en español. En presencia del embajador de España en Londres, Federico Trillo, del secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, y del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, Doña Sofía ha asegurado sentirse «honrada» de presidir el acto de inauguración.

Cada año más de 3.000 alumnos pasan por las aulas del Cervantes de LondresTras desvelar con García de la Concha una placa conmemorativa, la Reina –que no tenía previsto hablar en el acto– ha pedido el micrófono para dirigirse a los invitados convocados por Julio Crespo MacLennan, director de la sede londinense del Cervantes y colaborador de ABC. «Me siento honradísima de que me hayan escogido» para dar nombre a la institución, ha dicho Doña Sofía, que se sentía «encantada y muy honrada».

El embajador Trillo ha destacado en su breve discurso la «excelente gestión» de Crespo, historiador y autor de «Imperios» (Galaxia Gutenberg, 2012), que dirige uno de los centros Cervantes más exitosos del mundo. Cada año, pasan por sus aulas, situadas en el exclusivo barrio de Belgravia, más de 3.000 alumnos de español o aspirantes a sacar el título de profesor de español como segunda lengua. «Esta biblioteca es la sede permanente de la lengua española en el Reino Unido», ha destacado el embajador de España.

Trillo, además, se ha detenido en las conexiones entre España y el Reino Unido, dos países que tienen en común «las dos monarquías reinantes más antiguas de Europa», y el ser lugar de nacimiento de «las dos lenguas más universales del mundo». El exministro de Defensa ha recordado que los miles de volúmenes que atesora el centro sirvieron para alimentar el deseo de cultura de los exiliados españoles de los años 30, y los emigrados de décadas posteriores. Además, la biblioteca londinense es «la referencia indispensable de los hispanistas británicos», ha recordado Crespo MacLennan.

Hugh Thomas, Jeremy Treglown y Garel-Jones entre los asistentes

En ese contexto, el embajador ha defendido el papel constitucional de la Corona –«que ha contribuido como nadie a la reconciliación entre los españoles», según ha destacado– en la promoción del español y de las relaciones con los países de América Latina. En el acto han participado representantes de la vida civil y empresarial española en Reino Unido, además de contar con la asistencia del hispanista británico Hugh Thomas, del crítico literario Jeremy Treglown, reciente autor de «La Cripta de Franco», o de Tristan Garel-Jones, miembro de la Cámara de los Lores e hispanófilo, que acaba de recibir el Premio Fundación Santander a las relaciones hispano-británicas.

La Reina, vestida con un traje de chaqueta gris con adornos de pedrería, ha aprovechado para inaugurar también una exposición de libros de viajeros extranjeros sobre España escritos entre 1750 y 1950, de autores procedentes del Reino Unido, Estados Unidos, Irlanda, Canadá y Australia. La muestra se encuentra disponible en el Centro Virtual Cervantes, y fue presentada en Madrid el pasado 10 de octubre. En su discurso, Víctor García de la Concha ha destacado que esta colección de 309 obras, propiedad del Cervantes de Londres, podría constituir «la mejor colección del mundo sobre viajeros extranjeros en España».

De la Concha ha señalado también la importancia de la colección de más de 300 folletos sobre la Guerra Civil, en español y en inglés, que tiene el centro. Y ha explicado que que dar el nombre de Doña Sofía a una de las bibliotecas más importantes de la red del Cervantes es un reconocimiento «al permanente, incansable y vital apoyo que Vuestra Majestad ofrece a nuestra cultura». El académico ha recordado que la biblioteca del Cervantes de Nueva York lleva el nombre de Jorge Luis Borges, de Mario Vargas Llosa la de Berlín, y Octavio Paz la de París.

«Una biblioteca es el corazón de la lengua que late», ha dicho el director del Instituto Cervantes, quien ha citado las «fanegas de tierra» que vendió un tal Alonso Quijano «para comprar libros... y que hacen del Qujijote el gran ciudadano del mundo». Ha sido García de la Concha, al final de los discursos, el que ha invitado a la Reina a descubrir la placa conmemorativa y a hacer «de hada madrina de este gran reino del Quijote».

Con la inauguración de este centro, Doña Sofía puso fin a una visita de dos días al Reino Unido que la llevó el martes a la universidad de Oxford, donde visitó el Exeter College, del que es miembro de honor, con motivo del 700 aniversario de esa institución.