El nuevo líder de San Sebastián 2016 homenajeó al etarra De Juana Chaos
Xabier Payá - jordi alemany

El nuevo líder de San Sebastián 2016 homenajeó al etarra De Juana Chaos

Bildu ofreció la dirección general a Xabier Payá, «bertsolari» y portavoz del proyecto

Actualizado:

Bildu ha dejado el destino de San Sebastián 2016 en manos de Xabier Payá, versolari vizcaíno -recitador de versos improvisados en euskera- significado con la causa de los presos de ETA, que ha llegado a figurar en público con la camiseta del pistolero Juan Ignacio de Juana Chaos. Así ocurrió en diciembre de 2006, cuando Payá se alzó con el título de campeón de versos de Vizcaya, ante una multitud reunida en Bilbao que le aplaudió a rabiar mientras él correteaba por el escenario vistiendo una camiseta con una gran fotografía de De Juana para celebrar el triunfo. Él preside desde el viernes el triunvirato que de forma «transitoria» lidera San Sebastián 2016, tras la crisis abierta por la espantanda de Itziar Nogeras de la dirección general. Desde el martes ostenta el cargo de coordinador cultural.

Según pudo saber ABC, Bildu -que tiene mayoría en el Patronato de la Fundación donde se sientan también Gobierno vasco y Ministerio de Cultura- le ofreció a él la vacante dejada por Nogeras, aunque este desestimó la oferta para evitar el «papeleo» que derivaría de esa responsabilidad de gerente. Payá, que es también músico y traductor, sí transmitió su deseo de seguir pilotando la elaboración del programa cultural, como viene haciendo en los últimos meses. Se le mantendrá en ese puesto de relieve, que alternará con las tareas de portavoz de San Sebastián 2016, mientras se supone que el Patronato acuerda «de urgencia» este mes un sustituto de Nogeras. Lo cierto es que el alcalde donostiarra de Bildu, Juan Karlos Izagirre, ha presentado al versolari como un «mirlo blanco» dentro del radicalismo «abertzale», sobre todo después de la polémica con el otro recitador de versos que es asesor de San Sebastián 2016, Jon Maia. Este, junto con otro campeón de esta modalidad, se negó a actuar en un bar regentado por el preso de ETA arrepentido Iñaki Rekarte, en Navarra. Por ser un «traidor».

Sectarismo

Hasta la consejera de Cultura del Gobierno vasco de Urkullu ha pedido explicaciones por el sectarismo de un miembro de la Capitalidad Cultural Europea, un proyecto que precisamente se vendió como revulsivo hacia «una cultura para la convivencia».

El homenaje desvelado ahora de Payá hacia De Juana, pistolero del «comando Madrid» condenado por 25 asesinatos, que chantajeó al Estado con una huelga de hambre en la cárcel y reincidió con «amenazas terroristas» en dos artículos publicados en «Gara», compromete en sumo grado al «de facto» nuevo director de San Sebastián 2016. Él mismo solicitó ayer una reunión a los grupos de la oposición en el Ayuntamiento donostiarra «para presentarse» y ganar su confianza.

A Payá se le recuerda en el mundillo del «bertsolarismo» porque le dedicó en español la victoria a su madre, castellanoparlante, por llevarle a la «ikastola» de pequeño. A él y a su hermano Fredi, aún más comprometido con la causa de los presos de ETA.