Los Príncipes de Asturias presiden la entrega de los galardones en el Teatro Campoamor de Oviedo
Los Príncipes de Asturias, junto al presidente de Asturias - EFE

Los Príncipes de Asturias presiden la entrega de los galardones en el Teatro Campoamor de Oviedo

Centenares de personas ovacionan a Don Felipe y Doña Letizia a lo largo del recorrido

MANUEL DE LA FUENTE
Actualizado:

Pincha aquí para seguir en directo la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2013.

Los Príncipes de Asturias y Su Majestad la Reina Doña Sofía acaban de llegar al Teatro Campoamor, para presidir la ceremonia de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias de este año 2013.

A lo largo del recorrido entre el Hotel Reconquista y el coliseo ovetense, Don Felipe, Doña Letizia y los premiados han sido ovacionados por cientos de personas que poblaban la calle Uría y la Plaza de la Escandalera. No han faltado un buen puñado de gaiteros que han animado este recorrido, plagado de banderas españolas y asturianas.

A su llegada al teatro han arreciado las ovaciones, y los Príncipes y los galardonados han sentido el calor y el cariño de los ovetenses, a pesar del griterío de un pequeño grupo de manifestantes situado también en la plaza, “equipado” con banderas republicanas, pitos y bocinas. Demasiado ruido para tan pocas nueces.

Por la entrada del Campoamor desfilaron Antonio Muñoz Molina, Premio Príncipe de Asturias de las Letras; Annie Leibovitz, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, realmente simpática y divertida; Saskia Sasson, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, muyu sobria y discreta; Peter Higgs, François Englert y Rolf-Dieter Heuer, director general de la CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, con los abuelos de la ciencia Higgs y Englert amabilísimos y sonrientes; la Sociedad Max Planck para el Avance de la Ciencia, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, encabezada por su presidente Peter Gruss; la ONCE, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, representada por su presidente, Miguel Castañeda, y por dos de sus miembros Cristina Lucchese, con su perro, un precioso labrador, Brizzy, y la niña Liv Parlee; Michael Haneke, Premio Príncipe de Asturias de las Artes, más bienhumorado que sus películas; y José María Olazábal, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, que a sus cuarenta y siete años sigue en plena forma.

Un año más, y van treinta y tres, Oviedo vuelve a convertirse en la capital de las palabras, de la ciencia, de la solidaridad, de la libertad. Los Premios Príncipe de Asturias siguen regalándonos el camino de la esperanza.