España rehusó la donación de restos de la expedición de Hernando de Soto

España rehusó la donación de restos de la expedición de Hernando de Soto

EE.UU. ofreció repatriar un tesoro arqueológico, pero no completaba las colecciones de nuestros museos y Cultura pensó que cumple mejor función allí

Actualizado:

El Gobierno rechazó la donación de los restos arqueológicos atribuidos a la expedición de Hernando de Soto en Florida (Estados Unidos), al considerar el Museo Arqueológico Nacional y el Museo de América que "no completaban las colecciones ya existentes". "Teniendo esto en cuenta y atendiendo a los especialistas en la materia, resulta beneficioso que dicha colección se mantenga en Florida para, de esa manera, informar 'in situ' sobre la presencia de España durante un período histórico concreto, considerándose importante de cara a su difusión que forme parte de una institución museística de Estados Unidos", añade el Gobierno en una respuesta escrita a una pregunta parlamentaria de UPyD a la que ha tenido acceso Ep.

Una vez tomada la decisión, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte agradeció a la Embajada de Estados Unidos el ofrecimiento, que es, según dicha respuesta escrita, "un ejemplo más de la buena relación existente entre ambos países en materia de patrimonio cultural".

Un equipo de arqueólogos estadounidenses ofreció el pasado verano a España un tesoro arqueológico atribuido a la expedición de Hernando de Soto (1539-1542) en Florida, coincidiendo con el 500 aniversario del descubrimiento de la península por parte de Ponce de León el 2 de abril de 1513. Hernando de Soto fue un conquistador y explorador español (1500-1542). Viajó a América en diversas ocasiones y en 1522 participó en el descubrimiento de la cosa de Nicaragua. Fue Gobernador de la isla de Cuba entre 1538 y 1539, año en que parte a la conquista de la Florida. Llegó a Florida con 600 o 700 hombres, veinticuatro sacerdotes, nueve naves y 220 caballos. Nombró al lugar Espíritu Santo. Desde allí exploró toda la zona, que resultó no ser tan rica como esperaba, y en la que padeció todo tipo de contratiempos por culpa de los pantanos y los mosquitos. Tras recorrer Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Tennessee, a Hernando de Soto se le reconoce el mérito de ser el primer europeo en avistar el río Misisipi. En la orilla occidental de este río falleció el 21 de mayo de 1542 en el pueblo indígena de Guachoya a causa de fiebre.