Willy Toledo, el nuevo «embajador» español que se pasea por la televisión venezolana

Willy Toledo, el nuevo «embajador» español que se pasea por la televisión venezolana

En una entrevista con TeleSur se ha permitido el lujo de dar lecciones y ha hecho su particular repaso sobre la Historia de España

Actualizado:

El actor Willy Toledo se ha apartado de la interpretación para dedicarse a recorrer los platós de televisión que le demanden. Tal ha sido el caso de TeleSur Venezuela, donde ha sido entrevistado en uno de los programas del canal para hablar sobre la actualidad política y social no solo de España, sino de Europa, Venezuela y resto del mundo.

El actor, que ha anunciado que a partir del mes de mayo se irá a vivir a Cuba, ha respondido a las preguntas de un presentador que ha calificado a España como el país «privatizador de los derechos fundamentales y de los suicidios».

Toledo, que ha estado en contacto con muchos venezolanos, según ha reconocido, está emocionado con el pueblo. Según el actor, ese sentimiento que ha percibido no tiene nada que ver con el que él está acostumbrado a vivir porque en Europa, los europeos están «siendo víctimas del acoso brutal del neoliberalismo, capitalismo salvaje, de la deshumanización de los políticos y de la saña, inquina y brutalidad» con la que, según él, es tratada la población.

Por ello, dice que de América Latina se llevaría «todo» a Europa porque hay «muchas cosas por hacer». Y añade: «Todavía se puede profundizar mucho más en el socialismo por mucho que la derecha grite que la revolución ha venido a quitarles sus privilegios. Ni un solo peso ha sido arrebatado de sus abultadísimos bolsillos y billeteras».

Toledo ha dicho, además, que España carece de «una policía democrática» porque «arremete con brutalidad y sadismo a un pueblo que solo exige democracia». «No vivimos en una democracia porque en España no se dan los preceptos democráticos mínimos y necesarios para ello», ha sentenciado.

«España está llena de políticos, periodistas, columnistas, creadores de opinión... que tienen la desfachatez de exigir democracia y derechos humanos en Latinoamérica -ha dicho-. Y me hace gracia».

Para el intérprete, Mariano Rajoy, es un «fascista, nacional y católico heredero de las políticas fascistas». Pero el presidente del Gobierno no ha sido el úncio al que Willy Toledo ha lanzado dardos. Del juezBaltasar Garzón ha dicho que no es un magistrado «democrático» porque por su despacho han pasado miles de detenidos «miembros de la izquierda abertzale independentisma vasca que han denunciado torturas y malos tratos» y el juez no ha investigado nada.