El B-24 Liberator volaba sobre la ciudad en ruinas y veían el gueto convertido en un solar por la represión nazi del levantamiento del 19 de abril de 1943 - 1944 museum

El vuelo sobre la Varsovia destruida de 1945 se rodó con los efectos de Avatar

El museo del Levantamiento expone el vídeo completo del vuelo de los B-24 sobre una capital que perdió el 86% de sus edificios

Actualizado:

Es una película que reconstruye digitalmente Varsovia en 1945, la ciudad con mayor índice de destrucción de la Segunda Guerra Mundial. La capital polaca quedó borrada, como la Cartago de la era romana, y perdió el 86% de sus edificios: 9 de cada 10. La represión nazi del levantamiento del gueto judío en 1943 y el aplastamiento de la rebelión de la Resistencia polaca en el verano de 1944 resultó implacable. ¿Cómo pudo recrearse con tanta fidelidad aquella ciudad fantasma?

El encargo lo hizo el museo que la ciudad dedicó a los héroes de su Resistencia. Fue producido en 2010 con las últimas técnicas digitales disponibles, así que el equipo dirigido por Piotr Sliwowski empleó los recursos de una película como «Avatar» para viajar hacia el pasado.

Dibujar incluso huellas de metralla

La primera base fue un conjunto de 1600 fotografías aéreas realizadas por los soviéticos en la primavera de 1945. A partir de ahí, y para buscar la mayor fidelida, se pidió a cualquier habitante de Varsovia que tuviera imágenes de la ciudad en ruinas en abril de 1945 que las aportara al proyeco. Así se creó el gigantesco banco de datos que permitió construir el ortomapa que serviría de cimiento para la película.

Las imágenes en color fueron especialmente valiosas para que los 30 creadores gráficos le dieran el exacto tono ceniciento a la ciudad desolada. Hubo 35 de esos edificios que se diseñaron con un detalle casi microscópico, estudiando incluso los derrumbes y escombros, las erosiones producidas por disparos y metralla o los restos de la decoración interior.

Se reconstruyeron digitalmente en perfecta escala y geodesia 63.000 edificios en ruinas, que fueron después ensamblados en 7.500 fotogramas, cada uno de 50 capas. La información gráfica era tan apabullante que renderizarla, como se suele decir, le costó dos meses, sin pausa, a un conjunto de ordenadores con tecnología punta.

Volando en un B-24

Se eligió el vuelo que hacían en 1944 los B-24 para arrojar armas y equipos a la Resistencia que se hizo fuerte en la ciudad vieja. El avión, que partía de la base italiana de Foggia cargado con contendores llenos de armas, mantas y equipos para los resistentes, seguía el curso del Vístula y descendía al llegar a la ciudad. Allí, tal y como se ve en el filme, sobrevuela el casco antiguo y el gueto demolido, convertido en un solar, donde gira sobre sí mismo antes de regresar al río para tomar altura.

El resultado corta el aliento. El vuelo permite contemplar la ciudad en la que vivían 1,3 millones de personas en 1939 y que quedó reducida a solo mil supervivientes entre los escombros de la ciudad vieja, después de que las fuerzas especiales nazis aplastaran a los resistentes bajo las bombas. El vídeo tiene una preciosa banda sonora, una voz femenina que se superpone al zumbido de los motores y una triste melodía. La partitura es de Adam Skorupa.

En el gueto, como se sabe, apenas sobrevivió un pianista que lanzaba cada día una moneda al aire de la vida y la muerte. Allí, en 1943 habían quemado casa por casa con los ocupantes dentro y pasado después los bulldozers. Y aguantó entre las ruinas hasta la llegada del ejército soviético.

Conmemoraciones

Estasemana se conmemora todo ello en Varsovia. Para empezar, el 18 de abril tendrá lugar en el Gran Teatro Ópera Nacional (Teatr Wielki) un concierto de la la Orquesta Filarmónica de Israel, que será dirigida por Zubin Mehta. Al día siguiente, día 19, fecha exacta del comienzo del Levantamiento, se desarrrollará un acto justo ante el monumento a los Héroes del Gueto, que contará con la presencia del Presidente de la República de Polonia, Bronisław Komorowski y el Presidente de Israel, Simon Peres. Dicho acto empezará con el sonido de las sirenas y el repicar de las campanas de las iglesias de la capital. La mayoría de las celebraciones tendrán lugar en el barrio de Muranów, sobre todo delante del monumento a los Héroes del Gueto y el Museo de Historia de los Judíos Polacos.