El Supremo aprueba que el SAS pague más tasa por sus basuras
Fachada del hospital Infanta Margarita de Cabra - abc
Cabra

El Supremo aprueba que el SAS pague más tasa por sus basuras

La Junta pierde el pleito que interpuso contra la reforma que castiga al hospital

Actualizado:

El Ayuntamiento de Cabra puede cobrar sin ningún problema un precio más elevado por la retirada de los residuos sanitarios, lo que en una ciudad que cuenta con hospital propio, el Infanta Margarita, tiene una incidencia relevante. El Servicio Andaluz de Salud ha perdido en el Tribunal Supremo el pleito que entabló contra el Consistorio, que en 2009 estableció una tarifa que afecta específicamente a sus instalaciones y que los servicios jurídicos han intentado en todo momento evitar.

En 2009, el Ayuntamiento de Cabra decidió modificar la ordenanza de recogida de basuras con el objetivo de establecer un servicio diferenciado. Aparte de la recogida ordinaria, que el SAS ha de pagar como todo el mundo, el equipo de gobierno egabrense, entonces en manos del PSOE, decidió establecer una tarifa específica para los residuos sanitarios no peligrosos. Se trata de cuestiones como los restos de curas y pequeñas intervenciones quirúrgicas, bolsas de orina vacías, recipientes de aspiración desechables, yesos de escayolas  y, en general,  todo aquello que no tenga un tratamiento de eliminación específico para la prevención de infecciones.

Por cada día que se presta el servicio, el SAS ha de pagar 123,40 euros. Además, ha de abonar 30 euros por plaza del hospital por cada semestre. El Plan Director de Residuos establece cuatro clasificaciones en cuanto a los residuos especiales: asimilables a la basura ordinaria que se generan en establecimientos sanitarios, los que se generan por la actividad médica que no son peligrosos, los que sí presentan riesgo y aquellos de tratamiento muy específico, como los que son producto de la actividad radiológica.

La Junta decidió llevar el asunto al juzgado, entre otras razones, porque ganar suponía ahorrarse bastantes euros teniendo en cuenta las magnitudes. El Infanta Margarita tiene 258 camas de hospitalización y eso supone cerca de 16.000 euros al año de tasa de basuras más 45.000 euros por la recogida si es diaria. Su recurso estimaba que se estaba abordando una especie de impuesto especial para sus instalaciones puesto que solamente afectan al Infanta Margarita.

Durante el procedimiento se ha constatado, afirma el fallo, que el Ayuntamiento de Cabra dispone de un servicio especializado-por medio de la actividad que presta la empresa dependiente de la Diputación, Epremasa- para la recogida de los residuos urbanos como los que cobra de forma específicamente cara al Servicio Andaluz de Salud. El fallo, que viene a refrendar las sentencias anteriores sobre la materia, ha venido aliñada con una serie de informes técnicos en los que se aseguraba que este tipo de residuos hospitalarios no precisan de una forma específica de recogida y que pueden usarse como la basura normal de la ciudad.

.