Eventuales del SAS preparan otra demanda por contratos ilegales
El abogado de Aesas, ayer, en la Facultad de Medicina, antes de la reunión - VALERIO MERINO

Eventuales del SAS preparan otra demanda por contratos ilegales

Reclaman que se les considere en fraude de ley, lo que los convierte en indefinidos

Actualizado:

No van a cejar en su empeño hasta conseguir que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) solvente la «relación fraudulenta y posiblemente ilegal de sus contratos». Son los miembros de la Asociación de Eventuales del SAS (Aesas), colectivo que nació en enero y del que ya forman parte cerca de medio millar de profesionales de toda la región y categorías —una quincena, de Córdoba—. Denuncian la precaria situación en la que se encuentran, ya que «existe personal empleado de forma eventual durante más de 10 años, enlazando contratos de días, un mes, varios meses y de forma sucesiva, en el mismo puesto laboral».

Así lo puso ayer de manifiesto el abogado de Aesas, Manuel Martos, que se reunió con los asociados de Córdoba en la Facultad de Medicina para informarles sobre las medidas emprendidas y las acciones futuras emprendidas. Entre las acciones más inmediatas está la presentación de una segunda demanda colectiva contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS), al considerar que podría estar «en fraude de ley» su relación contractual con la empresa. Esta segunda demanda se suma a una primera presentada por 451 eventuales el pasado 19 de marzo por estos mismos motivos.

Denuncias individuales

Además, según explicó a este periódico Martos, «también se han interpuesto demandas individales, que cada asociado ha presentado para que se le reconozca su plaza, en la que llevan trabajando una media de siete años y medio», dijo.

En este sentido, informó de que el SAS se ha comprometido a solventar, en parte, la situación, «de manera que 6.000 empleados eventuales tendrán estabilidad hasta el 31 de enero de 2015 y el resto, hasta el 30 de septiembre». El letrado aplaude, por un lado, la medida, pero también la critica, puesto que «ahora se van a dar situaciones de discriminación, puesto que se plantean dos grupos diferentes».

Y es que, según el abogado, «no existen criterios objetivos para separar a los trabajadores en estos dos niveles. Supuestamente, Salud se basa en la bolsa de trabajo temporal para ello, pero esta bolsa es ilegal, ya que se tienen en cuenta los méritos de 2012; además, sólo debería utilizarse para contratos temporales, algo que, en este caso, no sucede, ya que se usa para regular contratos estructurales».

Desde la asociación se denuncia que el 100% de los eventuales se encuentran en este momento, y desde hace 18 meses, contratados al 75 por ciento «bajo el chantaje de que si no era así, se perderían puestos de trabajo. A pesar de esta medida, se han perdido 7.600 empleos, lo que interfiere de forma significativa en la calidad de la asistencia sanitaria».

Aesas tiene plena confianza en conseguir que los derechos de los eventuales sean reconocidos. Y basan una gran parte de ese buen presentimiento en una sentencia reciente de un juzgado de lo Social de Cádiz, que ha obligado al SAS a declarar como personal laboral indefinido a dos médicos que habían acumulado durante más de los 18 meses legales (ocho y catorce años, respectivamente) contratos consecutivos.

La Asociación de Eventuales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), una asociación sin ánimo de lucro, sin vocación ni relación sindical alguna y apolítica, se constituyó el pasado 9 de enero, está formada por unos 120 profesionales sanitarios de todos los estamentos con un denominador común, la relación contractual «irregular» con el SAS. La misma ha surgido ante la situación «crítica» de este colectivo.