Amorós: «El Museo taurino va a ser un lugar de peregrinación de aficionados»
Amorós, ayer junto al edil de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón - aaron
Apertura del ciclo «Arrímate»

Amorós: «El Museo taurino va a ser un lugar de peregrinación de aficionados»

El crítico taurino de ABC vincula la tauromaquia con la Ilustración

Actualizado:

El crítico taurino de ABC, Andrés Amorós, disertó ayer durante más de una hora acerca del mundo que gira alrededor de los ruedos pero bastaron dos citas literales para convencer a los presentes en la Sala Orive, si es que tenían alguna duda, de que los toros son cultura. La primera, de Larra: «El que quiera saber cómo está España que vaya a un tendido». La segunda, de Ortega y Gasset: «La corrida de toros ha sido, durante generaciones y generaciones, lo que ha hecho más felices a los españoles». No hay detractor de la tauromaquía que pueda con la erudición de Amorós. Aún así, alguno se le ha encarado, tal y como recordó durante su charla, titulada «La tauromaquia, cultura española y universal», y que abre el ciclo «Arrímate» que precede a la inauguración del Museo Taurino, fijada para el 31 de marzo.

De manera que el profesor sabe bien cómo defenderse. Ayer citó doce claves que demuestran que la disciplina de la que es especialista —bueno, una de ellas— es cultura en estado puro. Por resumir, bastan tres. «Existe una tradición documentada y muy antigua de los juegos de toros que con el tiempo pasan a convertirse en corridas de toros, que pasan a ser un espectáculo cuando solo se trataba de una fiesta popular y caballeresca», señaló el crítico de ABC para explicar el primero de sus argumentos. Porque, y aquí viene la segunda clave que le da carta de naturaleza a los toros como hecho cultural, «esta manifestación está en el centro de las fiestas de muchas localidades».

Además, «ha existido una tauromaquia para cada momento de la Historia, en la que los toros siempre han sido del pueblo, no de ricos ni de pobres, ni de gente de izquierdas ni de derechas, sino de la gente de la calle», precisó el también catedrático de Literatura para cerrar su tercer argumento.

El crítico tuvo palabras elogiosas para el Museo Taurino, «al que los aficionados lo hemos echado de menos estos años y para el que auguró que será un lugar de peregrinación de las personas del mundo del toro a la vez que un atractivo turístico de primer nivel».

La segunda sesión de las jornadas «Arrímate» se celebran hoy, también en la Sala Orive, con una charla entre el poeta Carlos Clementson y el periodista Alfredo Asensi sobre «La poesía y el toro. Califas de Córdoba».