MONTILLA

El proyecto Solera logra 120.000 euros para revitalizar el Casco

Elevan la aportación del Feder para la iniciativa de mejora del turismo de la ciudad

Actualizado:

La gestión emprendida por el Ayuntamiento de Montilla ante la Administración central y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se ha traducido en una importante inyección de más de 120.000 euros que contribuirán a finalizar el proyecto Solera. Como ayer destacó el alcalde, Federico Cabello de Alba (PP), los nuevos fondos reconocen «la buena gestión» realizada por el Consistorio en la ejecución de este proyecto cofinanciado por el programa operativo de los fondos Feder de la Unión Europea. A tenor de lo explicado por el regidor montillano, la remesa proviene de los remanentes de los programas presentados en 2007, si bien aún están pendientes de su revisión los fondos incluidos en la convocatoria de 2011, que es a la que concurrió el proyecto Solera.

Esto podría posibilitar que el Ayuntamiento de Montilla recibiese aún una dotación mayor en el futuro para completar esta iniciativa. Inicialmente se solicitaron 2,5 millones para el Solera aunque el Ministerio de Hacienda lo dejó finalmente en 2 millones, de los que el 70 por ciento —1,4 millones de euros— se financiaba a través de los fondos Feder. Con los remanentes procedentes «de aquellas administraciones que, por el motivo que sea, o no han podido o’ han ejecutado mal sus respectivos proyectos», como recalcó el alcalde, la subvención se ha incrementado por encima del 76%. De ahí que la cantidad podría alcanzar el 80 por ciento, un total de 1,6 millones, «de existir nuevos remanentes a repartir entre los proyectos que reúnen las condiciones establecidas» por la administración estatal.

Entre los proyectos incluidos en el Solera se encuentran el Centro Multifuncional en el Casco Histórico: el Centro de Atención a Visitantes; el Archivo Histórico Local; el Centro de Atención al Empleo; y el Centro Social de Igualdad, Juventud, Cultura y Participación Ciudadana, cuyas obras se presupuestaron por encima de los 1,28 millones de euros. Para poder licitarlas, el equipo de gobierno popular recurrió a 359.000 euros del Plan Municipal de Suelo, «considerando esta cantidad como un autopréstamo a la espera de las futuras ampliaciones que se pudiesen hacer de los fondos europeos, como la que ahora se ha recibido», según refirió el alcalde.

Con estos 120.700 euros, «se va cumpliendo la hoja de ruta establecida por el equipo de gobierno», añadió Cabello de Alba, para llamar la atención sobre el hecho de que «aún quedan por definir, también, cuales serán las bajas que realicen las empresas que se presenten» a la licitación de la plaza Solera, a las espaldas del propio Ayuntamiento, para la que el plazo de presentación de propuestas finaliza el próximo 5 de marzo. Ello permitirá al Consistorio detraer el total que empleó como autopréstamo del Plan Municipal del Suelo. Cabello de Alba puso además de relieve que, entre los nuevos criterios fijados por el Ministerio de Hacienda, existe también el «compromiso» con Hacienda de que, una vez estuviesen cuantificados los remanentes disponibles, «se les iba a subir a todos aquellos ayuntamientos a los que no se había dado el montante que en principio habían solicitado para el proyecto» que, en el caso de Montilla, supuso una «rebaja considerable» de unos 400.000 euros.

Museo del Vino

Por otro lado, el grupo municipal socialista propondrá esta noche, en el transcurso de la junta de portavoces del Ayuntamiento, la redacción de un proyecto museístico que permita la implantación en el castillo del Gran Capitán del Museo del Vino de Andalucía. La portavoz del PSOE, Rosa Lucía Polonio, se mostró convencida de que «éste es el momento para concretar el proyecto museístico que dará forma, coherencia y proyección al complejo cultural y turístico del castillo de Montilla, llamado a ser el enclave natural del futuro Museo del Vino de Andalucía». Al respecto, la edil socialista valoró muy positivamente la decisión de un reciente Pleno de aprobar, por iniciativa de los grupos municipales del PSOE, IU y PA, una moción de urgencia que instaba al equipo de gobierno del PP a mantener el «propósito» de ubicar en la antigua fortaleza el futuro Museo del Vino.