Museo Taurino: Una revolución después de nueve años de obras

Museo Taurino: Una revolución después de nueve años de obras

El centro cultural abrirá el próximo 31 de marzo con una nueva distribución de los fondos y un concepto más moderno

Actualizado:

Han sonado los clarines para el Museo Taurino. La puerta no está abierta, pero los tendidos simbólicos comienzan a llenarse y la expectación ya tiene una fecha para hacerse realidad. El día 31 de marzo, casi nueve años después de su cierre para unas largas y costosas obras de reconstrucción, el centro volverá a abrir sus puertas al público, y lo hará con una nueva distribución de contenidos y con una forma muy moderna que incluye las últimas tecnologías.

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, visitó ayer el centro y dio a conocer el calendario de actividades con el que se celebrará que el Museo Taurino vuelve a incorporarse al circuito cultural y turístico de la ciudad. Así, entre el 4 y el último día del mes, que será cuando se abra el museo, se celebrará una serie de conferencias de temática taurina en la Sala Orive. La primera, explicó el alcalde, corresponderá a una voz de mucho prestigio: el escritor y crítico taurino de ABC Andrés Amorós.

A partir del 31 de marzo, cuando el centro esté abierto, los cordobeses podrán conocerlo de forma gratuita durante todo un mes. Entre el 1 y el 30 de abril, un periodo que incluye todo el tramo de la Semana Santa, el Museo Taurino estará de puertas abiertas. También en ese momento se inaugurará la primera de las exposiciones temporales que albergará el centro.

«La lidia en porcelana» será el título de esta muestra, la primera de las que se celebren de esta forma en una de las salas del Museo Taurino. Se podrá visitar hasta el 30 de junio. Además, en mayo, el mes festivo de Córdoba, se celebrará un ciclo de música taurina en la plaza de Maimónides, justo ante la puerta del centro cultural. Entre el 4 y el 17 de mayo varias bandas interpretarán pasodobles y música relacionada con la Fiesta.

El alcalde se felicitó por la recuperación de este espacio, que llega después de una fuerte inversión a lo largo de varias fases, y que intervino en un edificio que presentaba daños muy importantes en la estructura cuando se cerró en el año 2005 para una obra que parecía menos compleja de lo que en realidad fue.

Distribución

En este tiempo no sólo se ha renovado el edificio, sino también el contenido y la forma de mostrarlo. Como afirmó el alcalde, el toro, protagonista de la fiesta junto con el diestro, tendrá ahora más protagonismo que antes, y una de las salas estará dedicada a este animal. Incluso tendrá una reproducción a tamaño natural de un astado, para que el visitante conozca al animal. A su alrededor, en distintos paneles, se hablará del hábitat de la dehesa, del mapa de España en que se cría el toro bravo y de las ganaderías cordobesas, que tienen especial relevancia en el Museo Taurino.

El visitante llega después a la sala dedicada a los diestros cordobeses. Si en el pasado, cada uno de los califas tuvo un espacio propio, con decenas de objetos dedicados a su recuerdo, esta vez el concepto ha cambiado. Será una sola sala, muy amplia, donde habrá un amplio panel dedicado a cada una de las figuras: los cinco Califas del Toreo (Lagartijo, Guerrita, Machaquito, Manolete y El Cordobés) y el rejoneador Antonio Cañero. Son paneles con imágenes y fotografías de su vida, descripciones de la trascendencia que tuvieron en el toreo y objetos. También habrá una sala para hablar de la historia de los toros en Córdoba.

Una de las salas más espectaculares está concebida para quienes desconocen el ritual de la Fiesta. Se trata de un espacio circular donde se ofrece una proyección panorámica de una corrida de toros, con explicación de cada uno de los tercios y rituales, desde el paseíllo hasta la suerte suprema. El espectador podrá disfrutarlo en gradas similares a las de una plaza.