El rastro de versos hechos de imagen
Exposición permanente del Centro de Poesía Visual - C. F.
Nuevos lenguajes

El rastro de versos hechos de imagen

El Centro de Poesía Visual de Peñarroya, que es único en su género, prepara la quinta de edición del encuentro internacional que se celebra de forma bianual en la localidad del Guadiato

Actualizado:

El Centro de Poesía Visual de Peñarroya-Pueblonuevo, un complejo permanente para la documentación y estudio de la poesía experimental contemporánea, único en España, prepara ya la quinta edición de su encuentro internacional de poesía visual que celebra cada dos años, desde 2006, en este municipio del Guadiato.

Creado en 2005, este centro de carácter público y dependiente de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento peñarriblense así como de la Diputación provincial a través de la Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí, cuenta con un amplio fondo artístico, compuesto por más de mil obras donadas por diferentes colaboradores, y con más de 500 publicaciones especializadas, registradas como fondo bibliográfico y de consulta. Entre ellas, destacan obras originales, revistas experimentales y revistas-objeto, poemas visuales y poemas-objeto internacionales o un amplio archivo de autores y estilos.

El CPV, cuenta su director, José Catalá, consta de dos salas, una de ellas dedicada a «la exposición permanente de las obras enmarcadas» y que actualmente se encuentra «en fase de acondicionamiento». En un segundo espacio, las vitrinas guardan «colecciones de revistas especializadas y poemas-objeto» y que también contiene la biblioteca de referencia, el archivo, la oficina y un emplazamiento para reuniones. De igual modo, prosigue Catalá, el centro «publica cuatrimestralmente la revista ensamblada Grisú, con obras originales de 18 autores y de la que únicamente se edita una veintena de ejemplares, la revista L’eiffel terrible», y una «publicación electrónica de poesía visual que se actualiza prácticamente a diario».

Entre las actividades que lleva a cabo este centro de arte contemporáneo destaca fundamentalmente la organización y el desarrollo de sus encuentros de poesía visual cada dos años. Antonio Monterroso, coordinador, director artístico y también poeta visual, afirma que «estas reuniones de poetas visuales sirven para presentar nuevos trabajos, abordar estudios teóricos o para comentar la situación actual de la poesía experimental».

Estos encuentros de una disciplina tan específica, en palabras de Monterroso, «despiertan un gran interés en el panorama poético actual al abordar temas sobre el pasado, el presente y la proyección futura de la poesía visual», al tiempo que «sirven como medio de difusión cultural a nivel nacional e internacional”. Sin embargo, señala que «aunque ya estamos inmersos en la elaboración del programa del próximo encuentro, nuestros esfuerzos se centran también en la realización de talleres en centros educativos locales y provinciales, la realización de exposiciones o en la recepción de las visitas al CPV».

Para este 2014, el CPV tiene ya previstas varias exposiciones, un proyecto editorial sobre la poesía visual andaluza y estudia la posibilidad de ofertar sus fondos para realizar exposiciones itinerantes en las instituciones de la provincia. No obstante, uno de los acontecimientos que ha marcado la historia del CPV peñarriblense es su participación en la última edición de Cosmopoética con una selección de 86 obras.