La Junta anulará la licencia de Cosmos para quemar residuos

La consejera cree que el permiso se encuentra caducado e iniciará un proceso para retirarlo

Actualizado:

La iniciativa de varios grupos ciudadanos, ambientales y políticos —nucleados en la plataforma Aire Limpio— ha conseguido una victoria parcial contra la determinación de la empresa Cosmos de quemar residuos como una vía de negocio de la planta de fabricación de cemento que se identifica en Córdoba con el nombre de su anterior propietario, Asland. La nueva consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha anunciado en una comparencia en el Parlamento de Andalucía que la Junta de Andalucía considera que existen indicios para declarar caducada, y por tanto, no válida la autorización ambiental concedida a la empresa en 2007 para esta nueva actividad, similar a la de las incineradoras.

El anuncio se realizó el pasado 26 de septiembre a preguntas de la parlamentaria de Izquierda Unida, Alba Doblas. Serrano, que se estrenaba en el cargo, explicó que la Administración andaluza pretende iniciar el procedimiento específico para revocar el permiso que otorgó para que la entonces propietaria de la planta alimentase con residuos de distintas características —urbanos o lodos de depuradora, entre otros— los hornos de su centro fabril de Córdoba.

La crisis en el sector de la construcción ha llevado a las cementeras a buscar nuevas vías de negocio. Quemar basura es una de ellas por una razón técnica. Para conseguir cemento, son precisos hornos de altísimas temperaturas que se alimentan con un subproducto del petróleo. Estas industrias queman residuos cobrando por ello en un proceso que se llama «valorización» y que cuenta con el apoyo de la industria y de los sindicatos, que saben que es una de las pocas alternativas a la destrucción de puestos de trabajo.

Cinco años

La consejera entiende que Cosmos ha tenido cinco años para la puesta en marcha de la actividad incineradora. La Junta ha realizado inspecciones para comprobar si el permiso se había llevado a efecto durante el mes de agosto. «La empresa no lo acreditó», dijo Serrano en el Parlamento.

Ecologistas en Acción mostró ayer su satisfacción con esta medida. Fuentes de Medio Ambiente explicaron que aún es preciso realizar un trámite específico. En cualquier caso, la empresa, que siempre ha negado la caducidad del permiso (cree que el plazo concluye en 2015), puede volver a requerir a la Junta una nueva autorización (que obliga a un larguísimo trámite).

El Gobierno andaluz dio permiso para que en la antigua Asland se quemaran 14.000 toneladas anuales de plásticos, 26.000 toneladas de neumáticos, 54.000 toneladas de lodos de depuradora y 43.000 toneladas de residuos urbanos que acaban habitualmente en el basurero. Aire Limpio ha realizado varias acciones contra el inicio de esta actividad que dependía de la concesión de una licencia municipal, que es un acto reglado.